Ser un jugador de equipo y tener alta capacidad de análisis son algunas de las habilidades que pueden ayudar a los gamers a tener más chances de ser elegidos en un proceso de selección.

Los empleos cambian y la diversidad de habilidades que se requieren para ellos también. Patrick Soulliere, Global eSports and Gaming Marketing Manager de Ballistix afirma: “Los empleadores inteligentes comenzarán a pensar fuera de sus métodos de reclutamiento tradicionales y contratarán candidatos que tengan una variedad de habilidades dentro de diversas áreas temáticas, incluyendo los videojuegos”.

Habilidades para el análisis de datos: es una capacidad que valoran mucho las empresas financieras. Muchos jugadores de videojuegos MMO (multijugador masivo en línea) usan técnicas de análisis de datos para resolver problemas en los juegos que se pueden aplicar a las complejas tareas que los asesores financieros deben realizar diariamente.

Ser jugador de equipo: la capacidad de trabajo con colegas y la colaboración mutua es un rasgo fundamental al momento de que un reclutador decida contratar a un empleado, y es una característica que la mayoría de jugadores tienen, especialmente aquellos que participan en juegos de estrategia en equipo, en los que los personajes deben trabajar juntos para derrotar a los oponentes expertos.

Habilidades de liderazgo: las estructuras de liderazgo que se conforman en los juegos también pueden ser muy útiles para que un reclutador se interese en emplear a un gamer. En muchos juegos, hay grupos de personajes que suelen tener un maestro o líder responsable que debe velar por la supervivencia del grupo, guiar la comunicación de todos los miembros para que sea efectiva, asegurarse de que cada uno cumpla con su rol específico y colaborar en la resolución de conflictos.

Comunicación directa: muchos jugadores tienen la capacidad de comunicar de manera directa y concisa, algo que es de mucha utilidad cuando se trata de obtener buenos resultados en las distintas situaciones que pueden llegar a presentarse en el ámbito laboral. Por ejemplo, jugadores de World of Warcraft (WoW) pueden analizar datos en tiempo real mientras gestionan situaciones difíciles en un entorno que necesita un eficaz manejo del tiempo. Y, dado que lo hacen de manera online, desarrollan un estilo de comunicación directo y contundente, más adecuado para entornos empresariales optimizados.

Si bien es imprescindible que las habilidades que indicamos en nuestro CV sean pertinentes para el puesto específico que estamos solicitando, es importante tener en mente que los reclutadores buscan, en la actualidad, algo más que las habilidades tradicionales, y que poder adaptar las pasiones que se desarrollan por fuera de nuestra vida laboral a las actividades diarias en el trabajo puede marcar la diferencia respecto de otros candidatos.