Este y otros resultados son un anticipo de una nueva edición del Employer Brand Research, un estudio independiente que Randstad presenta desde hace 20 años en 33 países.

El pasado 23 de julio, Randstad dio a conocer datos preliminares de la edición 2020 del Randstad Employer Brand Research, del que surge que, aún en medio de la crisis global derivada de la pandemia, 7 de cada 10 empresas argentinas mantuvieron la importancia asignada al desarrollo de su marca empleadora como factor de atracción y retención del talento.

Al ser consultadas sobre la relevancia de su estrategia de employer branding en la gestión corporativa, el 69% de las compañías participantes aseguró haber sostenido el desarrollo de su marca empleadora durante la pandemia, el 17% afirmó haberla potenciado y tan solo un 14% mostró una disminución de la importancia asignada al desarrollo de su marca empleadora en medio de la crisis.

Según surge del relevamiento realizado en mayo a un panel de Responsables de RRHH y Compensaciones de 123 empresas líderes de Argentina, los sectores que asignan mayor relevancia al desarrollo de su marca empleadora son Servicios Financieros, Laboratorios, Tecnología y Comunicaciones, Industria Química y Agronegocios y Consumo Masivo.

El estudio de Randstad indagó sobre las iniciativas de contención y motivación del personal implementadas por las organizaciones en medio de la cuarentena. De los resultados surge que, en primer lugar, se encuentra la implementación de reuniones remotas con altos referentes de la compañía para reforzar vínculos con la cultura y los valores de la organización y estar cerca del equipo (73%). Asimismo, se destacan acciones como la realización de encuestas puntuales de clima para hacer seguimiento en el contexto de aislamiento (49%), sesiones virtuales de apoyo psicológico (27%) y After Offices y otras actividades de entretenimiento en entorno virtual (25%), entre otras.

Asimismo, en medio del aislamiento obligatorio, la mayoría de las organizaciones ha migrado a modalidades de trabajo remoto, por lo que se han tomado medidas para profundizar y diversificar los canales de comunicación con los colaboradores. En este sentido, surge de la encuesta que el 93% recurre al e-mail para mantenerse en contacto con los miembros de su equipo, el  68%  utiliza Whatsapp y un 67% recurre a distintas herramientas de Microsoft o Google. Con una incidencia menor, el informe ubica a las llamadas telefónicas (48%) y las videollamadas por Zoom (40%) y, en último lugar, se encuentran herramientas como Skype (36%), la intranet corporativa (30%) y Hangouts o Meet (12%).

Del Randstad Employer Brand Research se desprende también que poner en perspectiva el valor asignado a la estrategia de marca empleadora y situar en primer lugar a las personas aseguró al 97% de las compañías un buen funcionamiento de manera remota. En este sentido, el 19% de las empresas considera excelente su capacidad de funcionamiento remoto en medio de la cuarentena; 52% considera su funcionamiento remoto muy bueno; 26% lo considera bueno y apenas un 3% de las compañías considera su operación remota como regular.

La encuesta de Randstad también indaga sobre el impacto que la irrupción del Covid-19 ha tenido sobre las previsiones de reclutamiento de talentos durante el año en curso. El estudio muestra que 2 de cada 3 compañías ha recortado fuertemente su previsión de reclutamiento de talentos en 2020. El 42% de las empresas consultadas aseguró que las mismas disminuyeron notoriamente,  el 26% afirmó que  disminuyeron algo y solo un 32% refirió que las expectativas de reclutamiento se mantuvieron en línea con las previsiones anteriores al estallido de la pandemia.