Álvaro Homps, Jefe de Recursos Humanos de Bausch + Lomb Argentina, comparte los criterios que están utilizando en la compañía

Bausch + Lomb Argentina, una de las más prestigiosas empresas por su gama de productos de salud ocular y que también comercializa productos farmacéuticos y quirúrgicos, tiene actualmente 60 empleados. De acuerdo con Alvaro Homps, Jefe de Recursos Humanos de la compañía, las áreas con mayor demanda de talento fueron variando, pero históricamente son las áreas técnicas y las de ventas, y recientemente las áreas de marketing, principalmente en los que refiere a manejo de redes. Homps conversó con Talento & Empresa sobre algunos aspectos relacionados con la búsqueda de un modelo híbrido de trabajo.

Talento & Empresa: ¿Qué perspectivas tienen en cuanto a la generación de empleo en este año?

Alvaro Homps: Este año tenemos expectativas de seguir creciendo como los últimos años, tenemos varias posiciones nuevas que pensamos cubrir en la segunda mitad del año.  Por otra parte, seguimos trabajando en nuestra expansión a otros países de la región por lo cual seguramente se generarán nuevos puestos de trabajo en los próximos años.

T&E: ¿De qué manera se implementa el trabajo remoto y cuáles son las formas de medición de la productividad?

AH: Hasta hace unos meses, estábamos trabajando 100% de manera remota pero recientemente retomamos la presencialidad en las oficinas de manera híbrida. En Bausch & Lomb contamos con todas las herramientas tecnológicas para poder realizar el trabajo remoto como si estuviéramos en las oficinas. En cuanto a la medición de la productividad logramos tener actualmente un equipo de trabajo maduro y muy sólido por lo cual se trabaja por objetivos, logrando los mismos resultados que teníamos antes de la pandemia, incluso superándolos.

T&E: ¿Qué acciones y medidas, según su experiencia, facilitan la transformación de la cultura de la empresa hacia nuevas formas de trabajo y nuevas formas de capacitación?

AH: Creo que la posibilidad de tener una modalidad de trabajo hibrida ayuda a esta transformación, sin ir a una modalidad totalmente remota ni a una presencial, permite la combinación que creemos fomenta una nueva cultura de trabajo. Por otro lado, la flexibilidad de horarios y el trabajo por objetivos son claves para lograr el compromiso de nuestros colaboradores y que puedan mantener el equilibrio entre su vida laboral y personal. Con este cambio las capacitaciones también sufrieron cambios importantes, ya la capacitación formal de aula y con un horario estricto no es lo habitual, por ejemplo, en B+L implementamos a nivel global una plataforma con cursos de diversas temáticas que los empleados pueden tomar cuando puedan y quieran.