Por Elizabeth Segran (Fast Company).

Dado que es probable que el trabajo remoto continúe durante gran parte de 2021, si no indefinidamente, el icónico diseñador de interiores Jonathan Adler cree que tenemos la oportunidad de pensar más profundamente sobre cómo encajan nuestras carreras en el resto de nuestras vidas. Y comienza con nuestro espacio de trabajo físico.

 

1. No más improvisación

A principios de 2020, muchas personas se apresuraron a crear oficinas en casa improvisadas, creando espacios de trabajo en dormitorios y salas de estar. Pero como la cuarentena se ha extendido de semanas a meses, y ahora, quizás incluso años, hemos tenido que seguir adaptándonos. Adler cree que deberíamos dejar de ver estos cambios como temporales y utilizarlos como una oportunidad para hacer que nuestros hogares sean lugares más productivos a largo plazo. “Necesitamos cambiar nuestra mentalidad de improvisar a hacer cambios más permanentes”, afirma.

 

2. Juegue a las sillas musicales con sus habitaciones

Una forma de hacerlo es pensar de manera creativa en las habitaciones de su hogar. Tradicionalmente, cada habitación ha tenido un propósito específico, pero Adler señala que este enfoque más formal ya no tiene sentido para muchas personas. “Nos sentimos mucho más cómodos sin tener salas designadas para actividades particulares”, reflexiona. "Así que piense en cualquier espacio triste y sin usar que pueda tener y que pueda usar como espacio de trabajo".

Si está en un apartamento pequeño, ¿podría convertir una despensa o un armario grande en un espacio de trabajo compacto? ¿Qué pasa con el espacio debajo de las escaleras? ¿Quizás podría crear un rincón para comer en la cocina, de modo que pueda convertir su área de comedor en una oficina en casa?

 

3. Cree un rincón de Zoom

Cuando llegó la pandemia por primera vez, muchos de nosotros intentamos crear rápidamente un telón de fondo apropiado para el trabajo para nuestras reuniones de Zoom. Dado que la videoconferencia será parte de nuestras vidas en el futuro previsible, Adler cree que vale la pena pensar estratégicamente sobre cómo nos presentamos en estas llamadas, incluso si no tenemos una oficina en casa desde la que trabajar.

"Debe reconocer que su espacio Zoom dice algo sobre usted, por lo que debe asegurarse de que dice lo correcto", dice. “Debe reflejar tu vibra y el trabajo que te apasiona. Es una excelente manera de cristalizar lo que intentas comunicar sobre quién eres ".

Y no, esto no significa sentarse frente a una estantería llena de libros para que parezcamos inteligentes. "Creo que es gracioso cómo la gente ha creado bibliotecas falsas de libros que nunca han leído", comenta Adler. "Eso siempre es bueno para reír". En lugar de gravitar automáticamente hacia los libros, que pueden distraer, Adler anima a las personas a pensar de forma creativa sobre el arte o los muebles.

 

4. El buen diseño es un antidepresivo

Adler cree que es importante llenar su oficina en casa con objetos hermosos y extravagantes que lo hagan feliz. Si su presupuesto lo permite, puede comprar una nueva obra de arte o cerámica. En una escala más pequeña, podría enmarcar algunas de las obras de arte de su hijo. Si desea cambiar el ambiente de su espacio, piense en llevar su sillón favorito al lado de su escritorio, para que pueda dejarse caer en él cuando necesite un descanso. "Los objetos con los que te rodeas pueden quemarte o levantarte el ánimo", dice Adler. "Así que esfuérzate por elegir cosas que te hagan feliz".

 

Lea el artículo completo en este link.