Por Rena Nigam (Fast Company).

¿Sabía que las mujeres cometen varios errores comunes en sus currículums que perjudican sus posibilidades durante el proceso de búsqueda de empleo? A menudo, estos errores afectan la forma en que los empleadores potenciales las perciben. Dado que los primeros meses del año suelen ser el momento más popular para buscar un nuevo trabajo, resulta útil compartir los cinco errores más comunes que cometen las mujeres en sus perfiles y currículums (y cómo solucionarlos).

NO SE ACHIQUE

A la mayoría de las mujeres les preocupa que puedan parecer narcisistas al “exagerar” su experiencia y éxito. También suele haber una gran sanción social para las mujeres que parecen tener demasiada confianza. Sin embargo, es importante recordar que la mayoría de los hombres que solicitan estos mismos puestos no se están subestimando. De hecho, es muy probable que muchos estén exagerando su experiencia y capacidades.

ESTABLEZCA SU VALOR CON AUTORIDAD

Revise su currículum e incluya sus logros profesionales más destacados. Esto puede significar premios que haya ganado, promociones que haya obtenido, proyectos que haya manejado, etc. Incluya los mejores comentarios que haya recibido y pídale a un compañero de trabajo o alguien de confianza que la ayude a identificar sus mejores cualidades laborales para enumerarlas. Las mujeres a menudo asumen responsabilidades adicionales fuera de las descripciones de sus funciones en el trabajo; estas deben estar incluidas en su currículum, ya que subrayan su iniciativa al mismo tiempo que comunican importantes habilidades de administración del tiempo.

UTILICE UNA HISTORIA FUERTE PARA CONTAR SU RECORRIDO

Demasiados currículums se sumergen directamente en los detalles sin un resumen ejecutivo. Piense en su presentación como un discurso de ascensor. Los reclutadores tienen toneladas de currículums para leer, por lo que generalmente solo hojean el contenido, y la falta de una historia sólida puede restar. Recuerde, es importante contar bien su historia e incluir detalles que indiquen que es una buena candidata para la oportunidad para la que desea ser considerada. Haga que el lector se interese en aprender más sobre usted; cree una narrativa de su experiencia laboral.

ADOPTE UN ENFOQUE DE "MENOS ES MÁS"

Si bien los detalles son importantes, muchas mujeres se sumergen en detalles innecesarios en sus currículums. Por lo general, esto sucede al enumerar con quién trabajaron o quién más las ayudó con un proyecto, señalando que no lo hicieron solas o que fue un esfuerzo de equipo. Recuerde, la mayoría de las tareas se realizan con trabajo en equipo. Está implícito que no completó proyectos enteros solo por su cuenta; no es necesario que lo indique en su currículum. Mencionar constantemente a otros debilita su propia historia. En la búsqueda de precisión y perfección, a menudo hay demasiados detalles y eso distrae de los logros y el impacto general que una persona tuvo en su trabajo.

CUANTIFIQUE SUS LOGROS CON UN LENGUAJE ASERTIVO

Es más probable que las mujeres omitan logros profesionales y experiencias importantes en sus currículums. Desde mi experiencia personal, las mujeres tampoco usan el mismo lenguaje fuerte en sus currículums que sus pares masculinos, aunque los estudios de investigación recientes son mixtos. Cuando los hombres dicen "dirigí", "fundé" y "ejecuté", las mujeres usan palabras como "ayudé", "formé parte de un equipo", "asistí”, "se me pidió". Usar un lenguaje más débil puede hacer que un empleador sienta que usted no es una postulante tan fuerte como sus compañeros con la misma experiencia. Use palabras activas cuando se describa a sí misma. Revise su currículum, encuentre todos los ejemplos de este lenguaje "débil" y reemplácelo con algo más.

Puede leer el artículo completo aquí.