Bárbara Toth es la CEO de FESA Group Argentina. Conversó con Dossier Talento & Empresa sobre la demanda de coaching en los niveles C de las empresas.

FESA Group es especialista en personas y referente en selección, contratación y se ubica en el "Top 10 Executive Search'' a nivel mundial. Es una compañía multinacional de origen brasileño que desde hace más de 26 años ayuda a las empresas a transformar el entorno laboral. Su CEO en Argentina responde sobre los requerimientos de los altos niveles ejecutivos en lo que hace a capacitación y coaching.

 

¿Cuáles fueron los desafíos que enfrentó el C-Level durante la pandemia?

Uno de los mayores desafíos que enfrentó el segmento C-level durante la pandemia estuvo vinculado a cómo gestionar las personas de forma remota, manteniendo la motivación. Cómo mantener a los equipos focalizados en los objetivos, incluyendo el armado de equipos nuevos según las necesidades que iban surgiendo en la agenda de negocios de cada compañía. Sobre esto, otro desafío macro fue cómo adaptarse a cambios tan abruptos, caracterizados por una constante incertidumbre.

Hoy, observamos una demanda muy alta para brindar soporte en integración de equipos de liderazgo. A raíz de la pandemia, muchos Comités Ejecutivos cambiaron miembros importantes y, dado el contexto, la mayor parte de tiempo no han tenido la oportunidad de encontrarse presencialmente. Además, la tendencia indica que, en la actualidad, todos nuestros clientes están trabajando en proyectos de transformación cultural/digital, que es otro de los desafíos más importantes que se presenta proyectado 2022.

 

¿Qué habilidades son las más buscadas en la capacitación?

Sin dudas las habilidades blandas como autoconocimiento, inteligencia emocional, capacidad de escucha y empatía, la capacidad de influenciar desde otro lugar que el meramente formal que se desprende de su rol. La capacidad de armar equipos de alta performance para desempeñarse con éxito en estos contextos tan exigentes. Desde lo macro, hoy los C-level tienen que contar de base con resiliencia y agilidad para lograr gestionar aceptando la pérdida de control. Algo inédito que nunca antes había sucedido, sin embargo, hoy es el kit de herramientas básico en la maleta del ejecutivo.

Una investigación entre 1.300 líderes internacionales conducida por Saville Consulting, compañía de evaluación de talentos con presencia en 80 países, de la que FESA Group es socio internacional, consultó este año qué comportamientos son los más eficientes para hacer frente a los cambios. El resultado mostró que principalmente lo que se requiere por parte de los líderes son tres aspectos: ser positivo, receptivo al feedback y flexible.

El reporte concluyó que el comportamiento más importante del futuro es la capacidad de adaptarse al cambio. Cada vez más las organizaciones exigen que sus líderes sean versátiles en cuanto a su capacidad de dirigir y gestionar; y la pandemia tuvo un rol importante en la aceleración de este proceso.

 

¿Qué peso tiene la promoción de la propia carrera?

Lo que diferencia un alto ejecutivo excepcional de uno promedio es justamente la mirada que tiene de sí mismo. La capacidad de cuestionarse, ser humilde, aceptar nuevas ideas (o diferentes de las suyas), preguntar más y hablar menos… nada nuevo, pero cada vez más priman estas habilidades para que una persona sea considerada a un cierto nivel.

 

¿Qué demanda hay de capacitación en cuestiones de género y diversidad?

En la región este tema parece estar en la agenda corporativa, así como cuestionarios y diagnósticos sobre la apertura de la cultura organizacional hacia la diversidad y género. Es decir, entiendo que aún estamos en una etapa de diagnóstico, de relevar datos para que a partir de eso se puedan tomar decisiones sobre qué rumbo seguir. A la vez, en los procesos de búsquedas, aumentó el pedido de los clientes respecto de incorporar mujeres en posiciones que hasta el momento actual fueron ocupadas tradicionalmente por hombres. También observo una actividad creciente de capacitaciones internas en las empresas sobre el tema de empoderamiento de las mujeres en posiciones de primer nivel de liderazgo, para que ellas puedan prepararse para desafíos más importantes.