El objetivo es definir los pilares de diversidad e inclusión de la organización, así como identificar y sistematizar acciones, KPI’s y ownership de cada proyecto.

La fintech MODO cuenta con una fuerte cultura enfocada en las personas. Ante la importancia de incorporar a la diversidad e inclusión como variables dentro de la estrategia del negocio, en virtud de la correlación con la rentabilidad y la creación de valor, convocó a Bridge The Gap para trabajan conjuntamente en la definición estratégica de los pilares de diversidad e inclusión de la organización, generando acuerdos para identificar y sistematizar de forma concreta acciones, KPI’s y ownership de cada proyecto de cara a la implementación.

 “Construimos MODO todos los días para que sea un gran lugar para trabajar y estamos convencidos de que eso no se puede lograr sin diversidad e inclusión. Es por eso que decidimos trabajarlo de manera formal, estructural y con un abordaje completo. Nuestro día a día está enfocado en que los moders estén cómodos, contentos y comprometidos con su trabajo y eso es, sin dudas, parte de nuestra estrategia tanto de people como de negocio”, expresó Martina Pailhé, People Manager de MODO.

Uno de los diferenciales al trabajar en una estrategia impulsada por el liderazgo es que a partir de un mapeo integral de la organización se pueda contemplar la modificación de procesos y políticas tanto cuanti como cualitativamente, la capacitación a los equipos de diferentes áreas, en la valoración de habilidades, en la composición de las compensaciones salariales, inclusive en los procesos de entrevistas para promoción del personal. En resumen, el trabajo con los líderes posibilita incorporar este eje a la toma de decisiones estratégicas, a través de acuerdos, promoviendo que el impacto sea transversal a todas las esferas de la organización.

Al trabajar una estrategia de diversidad e inclusión se alcanzan resultados vinculados al aumento del engagement de las personas, el alza de la productividad, la creatividad y el surgimiento de nuevas ideas que potencian la innovación. En definitiva, su integración en la estrategia del negocio tiene que ver con trabajar para que las personas tengan posibilidades reales de desarrollo. Las empresas que hoy trabajan desde la gestión estratégica de la diversidad apuntada al negocio pueden multiplicar hasta 7 veces su capacidad de innovación, una variable crítica hoy en la era digital.