Los espacios corporativos han perdido la solemnidad y utilizan de manera cada vez más frecuente de actividades lúdicas dentro de las acciones de recursos humanos. Dossier Talento & Empresa habló con cuatro consultoras y empresas que están en ese camino

Cuando se pone en marcha la respuesta afectiva, cuando la simulación ofrece un espacio alternativo para manifestarla, se pueden tratar problemas de una forma más relajada. “A través del juego, se produce en los empleados una suerte de descontractura y se empiezan a trabajar los conflictos o problemas de manera tercerizada, a través de un juego que genera una experiencia. Pero sin sentirse involucrados o tomarse personales aquellas indicaciones críticas, al respecto de los departamentos o las personas que los componen, que se encuentran dentro de la problemática”, revela Martin Peña, Coach Ontológico ICF y Director de CorpoRASTI, que utiliza los bloques Rasti en actividades de capacitación, talleres y asesoramiento para empresas. Peña explica que lo lúdico genera EXPERIENCIA, que puede replicarse luego en la vida real y encaminar las soluciones hacia algo que efectivamente permita arribar a conclusiones distintas, diferentes, para así resolver y destrabar situaciones laborales sumamente conflictivas.

Las actividades lúdicas puden ser utilizadas en muchas áreas y son reveladoras, ya que permiten ver el comportamiento de los miembros de un equipo frente a situaciones, fuera de su zona de confort. “Las ventajas de los ambientes lúdicos en las empresas son varias, entre ellas podemos destacar algo bastante simple y es que todos, en algún momento de nuestra vida tuvimos que jugar y jugando, nos relacionamos con otros, aprendimos a aceptar reglas, nos esforzamos por mejorar, diseñamos estrategias. Todo esto que como ser humanos lo hacemos naturalmente, en ámbitos laborales perdemos esta capacidad y es allí en donde los ambientes lúdicos nos permiten utilizando técnicas de gamificación, desarrollar estas cualidades, ahora orientadas al ámbito empresarial”, sugiere Adrián Estoup, Fundador de Escape Buenos Aires y Lúdicamente, desde donde se implementa una modalidad de juego, para la solución de problemas. Propone una experiencia vivencial en una sala de escape temática, acompañada de una historia con peligro inminente y un final abierto.

Paréntesis Argentina Percusión es una consultora que propone intervenciones de Percusión y Música interactivas, pensadas específicamente para empresas y grupos. Surge de detectar el valor de aplicar actividades alternativas con equipos de trabajo combinado con los vastos recursos que la música y la percusión ofrecen. “Para crear y desarrollar nuestros servicios, originalmente partimos de nuestras propias experiencias y reflexiones como músicos, profes y terapeutas, apuntando a generar actividades musicales que funcionasen como analogías a las dinámicas de trabajo en equipo”, comparte María Sorrosal, Directora de Paréntesis Percusión para Empresas. “Así, se genera desde la música ese espacio tiempo para trabajar lo promoviendo como beneficios mejorar la comunicación, la interacción e integración; favorecer el trabajo conjunto y coordinado para alcanzar objetivos, la sinergia y la alegría. Y también para potenciar y promover la calidad de vida generando buenos valores y buenas prácticas. Desde un lugar totalmente diferente del que lo hacen cotidianamente; y se permiten por un rato relajarse, divertirse, escucharse, integrarse, hacer cada uno pero teniendo realmente conciencia del todo, cooperando, sumando! y perciben en el preciso momento las ventajas de hacer de ese modo, de esa actitud para hacer con otros.  Y esa sensación en la actividad, es física, los emociona, les pasa algo”.

Similares objetivos se pueden alcanzar desde otra actividad artística, el teatro. Sardi Consultora de Capital Humano fue agregando valor a las soluciones y abordajes no solamente de los procesos de recruiting, en la instalación de juegos de simulación y trabajos in situ. “Lo lúdico y otros abordajes han ingresado a nuestros servicios y procesos, como una característica destacada de una necesidad de brindar respuestas objetivas y profesionales, desentrañando las complejas realidades que se han ido construyendo a través de los años”, expresa Jorge Sardi, CEO de la consultora. “Últimamente, agregamos y hemos implementado y desarrollado una solución traída del exterior, llamada Teatro Corporativo, como una metodología de aprendizaje y capacitación, que permite impactar en lo emocional de los seres humanos en el mundo corporativo, y lograr el tan ansiado cambio de comportamiento”. 

 

Juegos en virtualidad

En momentos de distanciamiento el juego no se detuvo, pero lógicamente hubo que hacer adaptaciones. Adrián Estoup revela que fue todo un desafío “pero nos dimos cuenta de que, lejos de ser un obstáculo, ayudó a encontrar formas alternativas que en otros tiempos desconocíamos” comenta. “Mediantes las actividades vía reuniones virtuales, contamos con actividades que trabajarán los mismos aspectos que se hacían en persona, pero ahora la virtualidad nos permite conectar a miembros de equipos distribuidos, algo que anteriormente era muy costoso y muchas veces imposible. Estas actividades llegaron para quedarse ya que ahora las empresas están descubriendo las ventajas de una forma de trabajar distribuida”.

La música también pudo mantenerse activa en épocas de virtualidad y se encontraron nuevas modalidades a la vez que se detectaron otras necesidades. Juan Ortiz, Director de Paréntesis Argentina Percusión, enumera algunas de las herramientas que se utilizaron:

1- Performance interactiva virtual: una performance de percusión interactiva cuyo objetivo es brindar un show que alegre y distienda y desde allí hacer participar a los presentes con cucharones de madera o cualquier utensilio que puedan golpear entre sí.

Se trabaja con dinámicas musicales con tecnología de primera para su proyección a través de Zoom o similares. Dinámicas musicales que van desde mantener un pulso con un ritmo base, pasando por una pregunta-respuesta musical donde, hasta también, lograr un ritmo entre todos y terminar pasándole el liderazgo a distintos participantes para que dirijan al resto con señas.

2- Percusión con reciclados para niños: crear un instrumento con materiales reciclados, tales como una maraca con una botella, un rollo de papel higiénico, semillas y decoraciones varias; una batería de tambores con latas y globos, e infinidad de cosas más, y luego les enseñamos a tocarlos pasando por distintas dinámicas musicales también.

Virtual o presencia, el juego siempre es juego. “Lo que se hizo no fue adaptar los juegos de la vida presencial a la virtualidad, sino que el trabajo fue reformular los juegos de tal forma que tuvieran el mismo espíritu y lograran transferir las mismas experiencias, pero con los nuevos códigos de la virtualidad y del trabajo a través de una pantalla”, dice Martín Peña. “No fue una tarea fácil, llevó aproximadamente tres meses de trabajo arduo y creativo pero de alguna forma se lograron juegos en los que pueden trabajar entre cinco y 200 personas sin ningún problema obteniendo los mismos resultados y las mismas experiencias que las obtenidas en las experiencias vivenciales presenciales”.

 

Casos y ejemplos

En el último período Paréntesis Argentina ha realizado varias acciones de percusión con reciclados online para familias y para niños. “En el mes de diciembre realizamos una acción para Google y fue un éxito completo, los niños construían los instrumentos entusiasmados, algunos padres participaban y otros contaban con tiempo para realizar otras actividades. Nos sorprendimos de cuánto del efecto de la dinámica si puede vivenciarse a través de zoom u otras plataformas”, reconoce María Sorrosal. “Actualmente estamos dictando un taller de percusión con reciclados durante dos meses, una vez por semana para Latam dentro de un plan de colonia de verano para los hijos de empleados. Cada jueves se conectan 30 niños, con sus materiales listos, escuchan música, participan, construyen el instrumento, lo decoran, aprenden a tocarlo y participan tocando. Aparece ese momento de encuentro, ese momento de distensión, ese tiempo de sumarnos para lograr hacer algo juntos y esto mejora el bienestar general, la productividad, el trabajo en equipo y la buena onda.  Todos aspectos muy necesarios en estos tiempos”.

Desde CorpoRASTI también cuentan lo último que están haciendo. “Dentro de la pandemia hemos capacitado a más de 50 colegios de la comunidad alemana en Argentina. También otros 25 colegios alemanes de Bolivia y hemos trabajado con más de 30 empresas de primer nivel a través de la virtualidad. Inclusive hemos dado coaching a empresas, a través de plataformas virtuales exclusivamente”, señala Martín Peña. En todos estos casos, las capacitaciones lograron el máximo de puntuación en cuanto al feedback que dan los participantes. Fue muy significativo como siendo capacitaciones virtuales, se logró una conexión humana, una empatía, una diversión y entretenimiento que se asemeja mucho a lo presencial.

Adrián Estoup de Escape Buenos Aires comparte un caso de éxito: “Una importante empresa de software, tuvo un importante crecimiento en los últimos meses, extendiendo su operación no solo en Latinoamérica sino también en India. Rápidamente notaron los problemas de comunicación que tenían ambos grupos ya que no solo era un problema idiomático con el que tenían que enfrentarse sino también las barreras culturales. Teniendo en cuenta estos aspectos, diseñamos una serie de actividades lúdicas en las cuales los equipos comenzaron a relacionarse en ámbitos lúdicos, en donde la presión del día a día se hacía a un lado para dar lugar a aspectos sociales que inmediatamente impactaron muy positivamente en todo el personal. Lo importante es que no trabajamos en una sola actividad, sino que fue una serie de jornadas a lo largo de seis semanas en donde poco a poco trabajamos aspectos focalizados en la comunicación, para luego desarrollar otros como trabajo en equipo o liderazgo”.

En el caso del teatro se desarrollan las obras y al final se realiza un conversatorio para lograr las reflexiones y conclusiones de los participantes. Para atender las necesidades particulares de cada empresa se escriben los textos de las obras con base en sus requerimientos específicos.

Un ejemplo de los temas que pueden tratarse a través del teatro es el del liderazgo, la inclusión y la diversidad. 

Sardi apunta que, estas herramientas, en las cuales se combinan las artes escénicas con lo lúdico, el aprendizaje y la capacitación, son de alto impacto porque “se trabaja tanto desde lo conceptual como desde lo emocional, logrando un mayor anclaje de la información, e impacta en la asunción de los cambios de comportamientos humanos. Es cercana porque se trabaja con situaciones irresueltas de la realidad y la cotidianidad de la misma empresa bajo el género de la comedia, y es efectiva porque la actividad se complementa en un máximo de dos horas entre la obra y el foro, que llamamos conversatorio”.

El uso de distintas formas de lo lúdico en la resolución de problemas de recursos humanos o en la generación de un mejor clima o en la capacitación, abre, sin duda, esas puertas que cerramos al salir de la infancia y que nos pueden llevar a un enriquecimiento de nuestras vidas tanto personales como profesionales.