A través de un ecosistema formativo innovador, la plantilla del banco podrá reforzar, actualizar y profundizar sus conocimientos en aquellas capacidades identificadas como clave para impulsar la transformación y el futuro de la entidad.

Incluso antes de la actual crisis, los rápidos avances tecnológicos estaban provocando importantes y rápidos cambios en las habilidades que los empleados necesitan para realizar sus funciones diarias. Algo que se ha visto acelerado con la irrupción de la pandemia del COVID-19 y la implantación forzosa de nuevas formas de trabajo. De hecho, el 45% del capital humano a nivel mundial pasará por procesos de ‘reskilling’ antes de 2030, según un reciente estudio de la consultora McKinsey.

El mercado, la evolución de las nuevas formas de trabajo y la transformación en la que BBVA está inmersa, requieren el desarrollo de nuevas capacidades estratégicas que impulsen la empleabilidad de sus profesionales. Para dar respuesta a esta necesidad, BBVA ha diseñado una experiencia global de ‘reskilling’ y ‘upskilling’ dentro del modelo formativo de la entidad, Campus BBVA. Para ello, el banco ha identificado 14 capacidades estratégicas para las que plantea diferentes itinerarios formativos, todo ello dentro de un entorno digital y gamificado donde el empleado es el protagonista y puede decidir sobre su desarrollo.

 

Rumbo a la cima

Cada itinerario formativo se compone de tres niveles de especialización, por medio de una narrativa de montaña y aventura: valle (nivel básico), montaña (nivel intermedio) y cumbre (nivel experto). En The Camp, el nivel del empleado se articula en base a su experiencia, es decir, comienza siendo excursionista, cuando completa todos los valles se convierte en explorador, si escala una montaña es montañero y alpinista cuando alcanza la cumbre, el mayor nivel de especialización en el conocimiento. Antes de acceder a un nuevo nivel, el empleado debe haber completado los diferentes recursos formativos y haber demostrado la adquisición de esos conocimientos. Una vez finalizado el itinerario o expedición, el empleado obtiene una certificación que garantiza los conocimientos alcanzados. The Camp, a través del aprendizaje colaborativo con otros compañeros y los especialistas, va a facilitar al empleado una actualización continua del conocimiento que va adquiriendo.

Adicionalmente, en las fases de montaña y cumbre se incorporan las ESAs, experiencias significativas de aprendizaje, para reforzar los conocimientos adquiridos poniéndolos en práctica y donde un evaluador de las disciplinas de conocimiento valora lo aprendido por el alumno.

 

Las capacidades del mañana cada vez más presentes

El principal reto del proyecto es crear una experiencia que permita al profesional ir incorporando todos los conocimientos que necesita. Para ello se han establecido los itinerarios ligados a las 14 capacidades que la entidad ha identificado como estratégicas para su transformación: sostenibilidad, diseño, tecnología, ‘data’, ciberseguridad, ventas digitales y marketing, economía conductual (‘behavioural economics’), salud financiera, pensamiento computacional, liderazgo, asesoramiento, operaciones y procesos, ‘agile’ y riesgos no financieros.

En ese sentido, el modelo formativo de Campus BBVA se ha ido transformando en los últimos años para poder anticiparse y reaccionar a toda esa demanda y necesidades tan cambiantes. “Nuestros empleados y sus capacidades son el mayor activo que posee BBVA y por ello fomentamos esta cultura de aprendizaje. Le hemos dado la vuelta al centro de gravedad de nuestra estrategia para poner al empleado en el centro de todo lo que hacemos, le hemos hecho el verdadero protagonista de su formación creando todo un ecosistema formativo descentralizado donde el empleado es el que decide en qué formarse, cómo y cuándo”, explica Pilar Concejoresponsable global de Formación en BBVA.

Para llegar a poder hacer realidad esta estrategia, BBVA ha impulsado una cultura de aprendizaje continuo, de actualización permanente, cuyos resultados son muy tangibles a día de hoy. La formación online en el Grupo en los últimos años ha supuesto, en término medio, el 71% de la formación total (el 78% en 2020). La plataforma de Campus BBVA cuenta con un catálogo de más de 16.000 propuestas formativas (cursos online, MOOCs, podcast, videos, blogs, simuladores) y se han desarrollado iniciativas de éxito como ‘Ninja Academy’, que impulsa el desarrollo de capacidades tecnológicas, ‘Tech University’ o ‘Space Career’, que promueve el desarrollo de científicos de datos.