Por qué las empresas necesitan ayudar a los empleados a realizar cambios de comportamiento en temas de sustentabilidad. La nota presenta las conclusiones de una investigación de la consultora Play.

Esta investigación halló que el 77% de los encuestados estuvo de acuerdo en que las empresas deberían ser más transparentes sobre su impacto ambiental y en sus acciones para mejorar. Además, cuando se les preguntó si sentían que las iniciativas u objetivos sostenibles de las empresas son impactantes y genuinos, solo el 14 % de las personas respondieron "siempre". La implementación de cambios tangibles en el comportamiento y en el modelo de negocio para mejorar la sustentabilidad es de interés para las empresas por más motivos que la preservación del medio ambiente.

 

  • Más de dos tercios de empleados (68%) siente que es importante trabajar para una compañía que se ha comprometido a actuando de manera sostenible
  • Más de las tres cuartas partes (77%) de los encuestados estuvieron de acuerdo en que es necesario un cambio de comportamiento para lograr objetivos de sostenibilidad
  • Los empleados se inclinan más a reconocer su responsabilidad en su propio comportamiento (36%), que a depositarla en las empresas
  • Entre los empleados, menos de la mitad (43%) siente que su empresa hace la diferencia en acciones de sostenibilidad
  • Los líderes empresariales piensan que algunas acciones útiles serían recompensar al personal por actuar de manera sostenible (40%) y convertirse en empresa B
  • Solo el 38% de los empleados dijo que su empresa les proporciona la herramientas y recursos para construir hábitos sostenibles

 

 

Las empresas tienen un papel clave para avanzar en el cambio climático y tanto los líderes empresariales como los empleados lo reconocen. Más de las tres cuartas partes (77 %) de los encuestados coincidieron en que se necesitan cambios de comportamiento importantes para garantizar que las personas, las empresas y los países puedan alcanzar sus objetivos de sostenibilidad. Esta cifra llega al 90% entre los que trabajaban en el sector legal, al 88% entre quienes trabajaban en finanzas y al 84% de los que trabajaban en TI. Los líderes de las empresas (85 %) también registran un mayor porcentaje que las OSC (79 %) y que los empleados (75 %) en su acuerdo, lo que implica que el cambio de comportamiento es una prioridad en el radar de las empresas.

 

¿Qué cambios espera ver la gente? En general, los encuestados sintieron que el cambio de comportamiento más importante que debe ocurrir es que las empresas realicen cambios en sus operaciones/modelo comercial para garantizar una mayor sostenibilidad (39 %). Esto incluyó áreas como la compensación de carbono, comprometerse con la energía renovable, cambiar los métodos de la cadena de suministro, trabajar con proveedores sostenibles, obtener la certificación B-corp y más. Esto fue seguido por el cambio en los comportamientos de los individuos para actuar de manera más sostenible (37%) (como reducir o detener el consumo de carne, reciclar y hacer inversiones en pensiones), y acuerdos globales sobre objetivos climáticos y de sostenibilidad (27%).

Los empleados se responsabilizan en buena medida por sus propios cambios de comportamiento como el factor más importante (36 %), en lugar de las empresas, y cuando se les preguntó qué comportamientos adoptan en su vida para ser más sostenibles, solo el 7 % de los empleados dijo ninguna. Se descubrió que los comportamientos más comunes en favor de la sustentabilidad entre los empleados son reciclar (61 %), evitar comprar cosas que ya no necesitan (44 %) y evitar las bolsas de plástico (44 %). Más de la mitad (54 %) de los empleados también dijeron que sería más probable que trabajaran para una empresa que proporcione herramientas o recursos para ser más sostenibles, en un porcentaje de 62% entre los empleados de 25 a 34 años. Los hallazgos reflejan un consenso de que se necesita un cambio a nivel empresarial e individual. Al mismo tiempo, la sustentabilidad mejorada solo seguirá creciendo como una prioridad tanto en la agenda global como para la próxima generación que ingresará a la fuerza laboral en los próximos años.