Así lo revela el estudio “Reinicio de la Revolución de las Habilidades” recientemente lanzado por ManpowerGroup, que indica que la digitalización crea mayor cantidad de puestos de trabajo.

ManpowerGroup Argentina, compañía especializada en soluciones para el mercado laboral, presentó los resultados de su Encuesta Global de La Revolución de las Habilidades titulada “Las 3Rs – Renovar, Reaprender, Reutilizar”. Entre otros descubrimientos, revela que en nuestro país el 45% de las empresas está acelerando su digitalización y automatización como resultado de la pandemia, mientras que el 23% ha suspendido los planes.

Lo que comenzó como una crisis de salud en el 2020, rápidamente se convirtió en la mayor transformación de la fuerza laboral de la historia. Según el relevamiento realizado a más de 26.000 empleadores en más de 40 países, las empresas se digitalizaron a una velocidad y escala sin precedentes, mientras que el 93% de las personas cambió a su vez la forma en la que trabaja, vive y consume. Asimismo, las organizaciones se están volviendo más sofisticadas a medida que se preparan para reiniciar y adaptarse a una nueva realidad, donde se requiere de mayor agilidad y enfoque en la planificación de sus fuerzas de trabajo, al igual que un incremento en la resiliencia de su cadena de suministro y la consolidación de proveedores para gestionar la incertidumbre y el riesgo.

La investigación también refleja que estamos viviendo una recuperación en dos velocidades diferentes: mientras que algunas industrias y personas en sectores en crecimiento y con habilidades en alta demanda se están recuperando más rápido y mejor, aquellos que no cuentan con estas características se están quedando atrás. Cada vez se acelera más la polarización de la fuerza laboral entre los que cuentan con las competencias necesarias y los que no.

Las organizaciones se están dando cuenta de que necesitan una fuerza laboral con aprendizaje continuo: ágil para nuevas tareas, preparada y resistente para tiempos de cambio y disrupción. El giro masivo al trabajo remoto implicó que la colaboración, el trabajo en equipo y otras habilidades humanas tengan mayor demanda; sin embargo, solo el 21% de las compañías argentinas está invirtiendo en estas competencias, mientras que el 18% está planificando un desarrollo de liderazgo dedicado en los próximos seis meses. Por otro lado, si bien el 39% de las organizaciones menciona que es difícil capacitar cualidades técnicas en demanda, el 50% dijo que es aún más difícil enseñar las habilidades blandas que necesitan.

Sorprendentemente, en Argentina, el 29% de los empleadores reportó que la pandemia no ha tenido ningún impacto en sus planes de digitalización y automatización. Por otra parte, aquellos sectores que tardaron en automatizarse, hoy se están poniendo al día paulatinamente:

  • Finanzas, Seguros y Bienes Raíces: 36% acelera la digitalización contra un 14% que aún no lo hace.
  • Manufactura: 34% acelera la digitalización contra un 25% que aún no lo hace.
  • Retail: 26% acelera la digitalización contra un 23% que aún no lo hace.
  • Construcción: 19% acelera la digitalización contra un 30% que aún no lo hace.

El estudio muestra los cambios que se produjeron en el área de Recursos Humanos de las organizaciones. Mientras que en 2018 los empleadores no proyectaban aumentar sus plantillas en este sector, en 2020 se vio un incremento de inversiones en tecnología de gestión de recursos humanos, al igual que un aumento neto del 25% en la contratación de personas para aquellas empresas que planean automatizarse. Desde el 2021 en adelante, en Argentina el 73% de los líderes de RRHH ve a la salud y el bienestar de los empleadores como la prioridad principal.