A medida que van saliendo de la crisis del COVID-19, las empresas tienen una oportunidad única de incorporar una mayor diversidad, equidad e inclusión en sus organizaciones para crear una "nueva normalidad".

La adopción de un enfoque integrado por parte de los dirigentes empresariales hacia la diversidad, la equidad y la inclusión en el lugar de trabajo constituye una vía clave en la búsqueda por abordar la justicia social. Con una tecnología que ya no es simplemente "neutra" en relación a estos temas, las empresas pueden aprovechar las nuevas herramientas a su alcance para crear unos entornos de trabajo seguros, abiertos e inclusivos. Estos son algunos de los resultados de la guía del Foro Económico Mundial sobre la diversidad, equidad e inclusión 4.0, publicada el pasado 23 de junio.

Esta guía describe tecnologías novedosas con el potencial de establecer nuevas prácticas que antes resultaban imposibles. Por ejemplo, los nuevos sistemas pueden estudiar las solicitudes de empleo a una escala mucho más detallada que un departamento de RR. HH. tradicional. Estos sistemas pueden identificar y reducir el sesgo para introducir una mayor transparencia y visibilidad. Además, los nuevos métodos de análisis de las interacciones de los empleados, como el estudio de las redes organizativas y las herramientas para el aprendizaje inmersivo mediante la realidad aumentada y virtual, pueden contribuir a mejorar los resultados, mientras que las plataformas de comunicación y visualización basadas en la nube serán fundamentales para la mayoría de las herramientas.

Sin embargo, la tecnología por sí sola no puede crear puestos de trabajo justos, equitativos y diversos. Requiere de una estrategia integrada que combine nuevas herramientas tecnológicas con enfoques centrados en las personas para la gestión de la plantilla que hagan hincapié en la experiencia, misión y pertenencia de los empleados. Para alcanzar el éxito, las empresas deben potenciar la diversidad, la equidad y la inclusión como puntos fuertes de la organización.

Según declaraciones de Saadia Zahidi, Directora Gerente del Foro Económico Mundial: "Garantizar la justicia racial, la paridad de género, la inclusión de las personas con discapacidad, la igualdad LGBTI y la inclusión de todas las formas de diversidad humana debe ser la 'nueva normalidad' en el lugar de trabajo que surja tras la crisis de la COVID-19 y está claro que la tecnología puede potenciarse para contribuir rápidamente a hacer de esto una realidad".

Puede acceder al estudio completo haciendo clic aquí.