Érica Reynoso, Gerente de Gestión de Talento de Banco Galicia, conversó en exclusiva con Talento & Empresa sobre los logros y desafíos del área, el uso de tecnología y las prioridades en los procesos de reclutamiento.

¿Qué se ha logrado hasta ahora en el área y qué metas hay en el mediano plazo?

ÉRICA REYNOSO: En materia de gestión del talento, hemos logrado transformar los momentos clave de la vida del colaborador, su trayectoria de desarrollo personal y profesional en el Banco: las primeras experiencias con la marca como oportunidad de empleo, el recruiting, la selección, la bienvenida, la formación, las conversaciones relevantes para el desarrollo y la movilidad a través de oportunidades internas. Recorrer este mapa de experiencia y profundizar en fortalezas y puntos de dolor, nos ha permitido rediseñar antiguos procesos para potenciar nuestra cultura, centrada en la construcción de confianza, la persona y su experiencia.

Esto se traduce en resultados sostenidos: ser reconocidos  entre las mejores empresas para trabajar de la Argentina por nuestra gente (GPTW 2017-2018), mejor empresa en atracción y desarrollo de talento (MERCO Talento 2018), una de las empresas preferidas por los jóvenes como aspiracional del empleo (Carrera de los sueños 2016-2018), índice de movilidad interna del 23% y una rotación de talento crítico inferior al 2%.

Nuestras metas en el mediano plazo están relacionadas con nuevos desafíos: atracción de talento clave para la transformación digital, rediseño de prácticas de desarrollo para integrar a estos nuevos perfiles y carreras especialistas, re skiling con academias de formación para generar estas capacidades internamente, y fidelización de talento en un mercado altamente competitivo.

 

¿Qué necesidades detectan en la comunidad y hacia el interior de la empresa en cuanto a la vida laboral?

REYNOSO: En lo que se refiere a las necesidades de talento, hoy es crítico para Galicia y para la comunidad en general, apuntar al desarrollo de perfiles digitales, capacidades claves que son escasas a nivel local y global: diseñadores de experiencia de usuario, expertos en data & analytics, desarrolladores de código, scrum masters y coaches en agilidad organizacional, expertos en inteligencia artificial y automatización.

 

¿Cuál es el uso de la tecnología que hacen para la gestión del área y para la gestión de talento?

REYNOSO: Transformamos la experiencia del colaborador con plataformas digitales como habilitadoras de las mejores prácticas. Estamos trabajando fuertemente también en la automatización para potenciar la autogestión. Como ejemplos podemos contar el uso de bots para primeras etapas de screening y entrevista en procesos masivos, aplicaciones móviles para comunicación interna, reconocimiento, conversaciones de feedback, oportunidades de desarrollo y campus de formación.

 

¿Qué prioridades tienen a la hora de iniciar un proceso de reclutamiento?

REYNOSO: Nuestro foco hoy es la captación de perfiles críticos para la transformación digital. En este nicho, la estrategia es más de propuesta de valor segmentada, a diferencia de los procesos masivos de recruting para posiciones iniciales en nuestros canales, o jóvenes profesionales.

En cuanto a los perfiles, si bien evaluamos técnicamente el “saber-hacer” especialista, priorizamos actitud y competencias alineadas a aquello que es importante para nuestra cultura y para el Cliente. Hoy más que nunca vemos necesario adaptarse a nuevos escenarios, nuevos desafíos, contar con nuevos conocimientos. La capacidad más crítica que estamos mirando es learning agility, la capacidad de aprender de la experiencia, aplicar esos aprendizajes en nuevas realidades, y generar resultados. Aprender permanentemente y rápidamente. Hoy no sabemos cuáles van a ser los desafíos en el futuro, pero contar con competencias que aceleren esos aprendizajes adaptativos, será clave. En el marco de una revisión completa de nuestras prácticas de recursos humanos, incorporamos nuevas herramientas de identificación y desarrollo de talento, para medir learning agility.

 

¿Cómo se puede cultivar el espíritu emprendedor dentro de la empresa desde el área de RR.HH.?

REYNOSO: Desde mi punto de vista, “espíritu emprendedor” es una capacidad de base, que busco en todas las personas que trabajan en nuestros equipos. Tiene que ver con soñar en grande, ponerse objetivos trascendentes, adueñarse de los desafíos, superar los límites, poner pasión por transformar, ser perseverantes y resilientes hasta lograr lo que buscamos, pensar siempre en el cliente y en los resultados que necesita, cuidar la eficiencia siempre como si fuera mi propio budget, dejar la milla extra, aprender de los errores para mejorar permanentemente, y contagiar ese espíritu en otros que se quieran sumar.

 

¿En qué áreas o disciplinas te gustaría profundizar, en función de tu trabajo?

REYNOSO: Hoy mis intereses pasan por temas de diseño de servicio con foco en el usuario, innovación, agilidad organizacional, employee experience mapping, gestión de las emociones en las organizaciones, nuevas estructuras y modalidades de trabajo en un ecosistema más líquido.