La alimentación de calidad y adaptada a las tareas que realiza el trabajador son un aspecto muy atendido por las áreas de Recursos Humanos. Además, el encierro en la pandemia ha generado o acentuado trastornos en la alimentación, sobre todo obesidad.

La calidad de la alimentación es fundamental para generar el bienestar de los colaboradores en el entorno de la empresa y también de sus familias. Los buenos hábitos son difíciles de crear y de sostener por eso toda la ayuda que se pueda brindar redunda en buenos resultados para todas las partes.

Pepsico cuenta con un plan integral de acciones para sus colaboradores, de acuerdo con su situación y el momento de vida en el que se encuentren. “La premisa es clara” apunta Clara Franco, Gerente de Recursos Humanos de PepsiCo Argentina: “estar cerca de los equipos; empatizando con sus necesidades y cuidando constantemente los aspectos de su salud, tanto física como emocional”.

El programa Pepsico te cuida tiene el objetivo de acompañar el aislamiento preventivo de los grupos vulnerables, con el apoyo de expertos, a través de conferencias informativas y preventivas, así como talleres de desarrollo personal para acompañarlos en su retorno al trabajo. Estas actividades están enfocadas en Salud y Alimentación (diabetes, hipertensión, obesidad, lactancia y maternidad, adultos mayores, asma, alimentación, padecimiento cardíaco, cuidados de personas con inmunocompromiso, actividad física en casa).

Berta Spaini es Psicóloga y, junto con Alejandra Raichuni, Nutricionista, conducen Vivirdelgado.com, un espacio destinado a la atención de los trastornos de la obesidad y alimentarios, dentro del marco conceptual de la psicoterapia cognitiva y la educación alimentaria. Además de los pacientes a quienes ellas conducen por este camino de cambio, también asesoran a empresas e instituciones en atención de la obesidad, y enfermedades relacionadas a la alimentación. “Lo primero que tenemos en cuenta es cuántas horas se trabaja y qué tipo de trabajo se realiza, cuáles son los grupos etarios, si hay casos de obesidad, de diabetes, hipertensión o enfermedades coronarias, cuáles han sido los motivos por los cuales más gente se ha ausentado. Nosotras ofrecemos una intervención diagnóstica para visualizar los diferentes nichos de población”, explica Spaini.

En sintonía con esta propuesta de adaptar la alimentación a la población de trabajadores, la Lic. Silvina M. Echevarría, HR Corporate Manager & Sustainability de Volkswagen Group Argentina explica que “El principal aspecto que se tiene en cuenta es cubrir un porcentaje importante del valor calórico total de los colaboradores de la empresa, ya que  la mayoría de ellos realizan actividades que ocasionan un gran desgaste físico.  Esto se logra brindando la posibilidad de desayunar y almorzar durante el turno mañana y merendar y cenar durante el turno tarde”. El comedor de la planta cuenta con cinco alternativas de menús de forma diaria, que incluyen proteínas, hidratos de carbono y grasas. Se ofrecen alternativas de carnes, verduras, frutas, cereales y pastas. También hay opciones de viandas aptas para celíacos.

Cuando los trabajos son más estáticos, el cuidado de la nutrición pasa por un aporte de calorías que sea acorde. En el caso de Banco Galicia, en sus comedores cuentan con menús reducidos en calorías para todos los días del año, con varias propuestas por semana, y desde que comenzó la pandemia están subvencionados al 100% para quienes concurren a trabajar de forma presencial a los edificios. “Cuatro veces al año, en cada cambio de estación, realizamos una campaña de nutrición en la que entregamos colaciones saludables con información referida al consumo equilibrado y variado entre horas”, comenta Virginia Villarruel, Responsable de Bienestar de la empresa. “Además, tenemos balanzas para uso compartido en los toilets del banco, ya que muchas personas no cuentan con una propia en su domicilio, y, desde enero 2021, enviamos una vez por mes, una caja con snacks saludables para colaboradores de sucursales, que son hoy los que están yendo en forma presencial a trabajar”. Agrega que, para quienes están trabajando de forma remota cuentan con un beneficio con FEED, una tienda nube de alimentos saludables con entrega a domicilio y subvención semanal del 50%.

Una buena alimentación involucra profundos cambios de hábito, de manera que la comunicación es un elemento crucial para cualquier acción que quiera tener resultados. Por eso, según Berta Spaini, el trabajo debe ser sostenido. “A veces es difícil ver como un beneficio que en el menú se incluya agua y no gaseosa. Hay que hacer primero una intervención cultural. Lo importante es no dejar afuera a ninguno de los componentes de la población que conforma un grupo de trabajadores: la empresa, los trabajadores, las familias y los sindicatos”, sugiere.

Desde Banco Galicia, Villarruel comparte los medios que se utilizan para temas relacionados con la alimentación: “Tenemos en Workplace un grupo exclusivo de Beneficios, Salud y Bienestar, que es nuestro canal de comunicación donde compartimos toda la información referida a estos temas”, indica. “Durante la pandemia, hicimos charlas y videos sobre alimentación saludable, tanto para la época de pandemia, para el colaborador y para su grupo familiar,  que se subieron en Workplace y en nuestro canal de YouTube , para que los colaboradores puedan compartirlo con sus familias”. Además, en el mes de diciembre se realizó un evento virtual de una semana que se denominó Semana del Cuidado y Bienestar, con charlas en vivo, charlas grabadas, y distintas especialidades médicas, incluida nutrición. Antes de la pandemia este evento se hacía en forma presencial y se llama Semana de la Salud.

 

Acciones en práctica

Dentro de las empresas consultadas, una de las políticas que Volkswagen considera más importante es contar con un servicio de comedor nutricionalmente equilibrado y adaptado a las necesidades de todos los colaboradores. También cuentan con el beneficio de una nutricionista in company. “Este beneficio consiste en consultas y asesoramientos individuales a nuestros colaboradores”, indica Echevarría. “El objetivo del consultorio nutricional es, por un lado, que el paciente conozca su estado nutricional a través de una entrevista y de mediciones antropométricas pero, también, que el paciente adecue un plan alimentario saludable a su estilo de vida y a sus hábitos de alimentación. Por otro lado, este programa busca el seguimiento y acompañamiento nutricional para incorporar gradualmente hábitos alimentarios saludables y, por sobre todo, que los mismos se mantengan en el tiempo”.

Banco Galicia busca asesorar a sus empleados en relación con su alimentación y cuenta con consultorios propios durante todo el año, donde una de las especialidades es nutrición, y este beneficio es tanto para el colaborador como para su grupo familiar (en pandemia se transformó en un consultorio virtual). “Contamos además para complementar la nutrición, con gimnasios propios en el edificio de Plaza Galicia y en Torre, donde pueden asistir los colaboradores, con el Beneficio de Gympass para que todos tengan a disposición una amplia gama de gimnasios en todo el país y actividades de acuerdo a su ubicación y preferencias.  Durante el ASPO brindaron charlas y acciones relacionadas con el cuidado y la importancia de hacer actividad física en épocas de encierro. Durante el año también, contamos con clases de baile, yoga y estiramiento, profesor de running y torneos deportivos, que nos invitan a sumarnos a actividades en grupo para llevar  una vida  más saludable y menos sedentaria”. Esto se completa con espacios bicicleteros y vestuarios con duchas tanto en Plaza Galicia como en Casa Matriz, para fomentar el traslado de los colaboradores de una manera sustentable, sana y práctica.

El trabajo de Spaini y Raichuni dentro de las empresas involucra varias etapas: la información (en reuniones, charlas, talleres), la intervención (con entrevistas diagnósticas y consultas particulares) y, por último, la modificación (que incluye grupos terapéuticos psiconutricionales, actividad física y supervisiones y controles continuos). En la modificación tiene también relevancia la reformulación del menú diario, con la incorporación de opciones más saludables, la adecuación a las necesidades de un equilibrio nutricional y las opciones de atención de patologías ligadas a la alimentación, a través de menús preventivos, correctivos y de dietas personalizadas. En relación con las opciones saludables, Spaini da algunos ejemplos: “La empresa tendría que tener diagramados los espacios de recreación, ese lugar donde se va a tomar un café, donde lo que se ofrezca sean frutas, entonces ya hacés una intervención positiva. En una capacitación, por ejemplo, en lugar de ofrecer sándwiches y medialunas poner bochette de salchichas y tomatitos, frutas, bebidas light. Cuando se da la opción más saludable la gente la prefiere a los alimentos con hidratos de carbono”, y completa diciendo que “esto hay que acompañarlo con un cambio de cultura, y el trabajador lo agradece mucho y lo ve como un beneficio”.

La alimentación, siendo un elemento básico de la salud y el bienestar, tiene que ser atendido desde todos los frentes posibles, y el entorno laboral es sin duda uno de ellos, así como lo es el familiar. Los buenos hábitos se transmiten de padres a hijos, y también desde los más jóvenes pueden llegar las transformaciones, que quizás hoy tienen más conciencia de la importancia de elegir bien lo que incorporamos a nuestro cuerpo. Como se dijo ya antes en esta nota, lo beneficios son para todos.

 

Participaron en esta nota:

Silvina Echevarria, HR Corporate Manager & Sustainability  - Volkswagen Group Argentina

 

Clara Franco, Gerente de Recursos Humanos - PepsiCo Argentina

 

Berta Spaini, Psicóloga y Responsable del sitio Vivirdelgado.com.

 

Virginia Villarruel, Responsable de Bienestar de Banco Galicia.