Benomad es una startup de base tecnológica cuyo propósito es que profesionales, estudiantes y empresas puedan tener una buena experiencia de trabajo, en espacios premium con conectividad propia WiFi de alta velocidad para sus miembros.

La pandemia de coronavirus y su consecuente necesidad de aislamiento social supuso una explosión del teletrabajo, en particular mediante la modalidad de un home office “forzado” que, a su vez, desnudó toda serie de problemas asociados al desempeño de las tareas desde el hogar: problemas de conectividad, falta de espacios adecuados, la desacostumbrada coexistencia de las rutinas familiares con las laborales, entre otros.

Bajo esta coyuntura, Pablo Di Filippo, Pablo Alemán y Alan Packer se anticiparon al futuro de lo que se proyecta como una parte esencial de la "nueva normalidad" post pandemia, comenzando hace dos años a desarrollar benomad, una startup de base tecnológica cuyo propósito es que profesionales, estudiantes y empresas puedan tener una excelente experiencia de trabajo, en espacios premium con conectividad propia WiFi de alta velocidad para sus miembros.

De acuerdo con un estudio de Trendsity, el 88% considera que la conexión a internet es un servicio de necesidad. En este sentido, la tecnología y la conectividad han tomado un rol preponderante como posibilitadores, facilitadores, mediadores y garantes de la comunicación entre las personas, del desempeño del trabajo y/o el estudio, de la continuidad de muchas rutinas, y también del entretenimiento. 

Con esa premisa, la conectividad se constituyó como prioridad y tema central en la propuesta de valor de benomad. “Para nosotros la conectividad es un diferencial que marca la forma de trabajar. Sin redes propias que aseguren el ancho de banda de internet para nuestros usuarios sería difícil pensar una experiencia de usuario “única y satisfactoria”. Para ello, junto con uno de nuestros socios inversores (Internet WISP) definimos un esquema de acceso de última milla de internet a cada uno de los espacios. A través de un acuerdo en primera instancia con Telecom Argentina (Fibertel) logramos este punto complementando dichos accesos a demanda con el servicio de infra de WISP en cada espacio (equipos Mikrotik + Access Points WiFi). De esta forma, queda conformada una red WiFi indoor en cada uno de los espacios, que es monitoreada íntegramente por WISP a través de servicios en la nube”, precisó Pablo Alemán, Cofundador y COO de benomad.

“La tecnología aparece también como impulsora de la creatividad, permite descubrir nuevas habilidades e inspirarse, es decir, se liga a lo placentero y no solamente a los beneficios funcionales”, comentó Mariela Mociulsky, Fundadora y CEO de Trendsity. En esta misma línea, Alemán añade, “La tecnología es una autopista sobre la cual volcamos nuestra plataforma para que nuestros “benomades” realmente puedan cumplir nuestro axioma: 'Work from anywhere'. Somos una startup de base tecnológica y haremos de ello una base para evolucionar y brindar más y mejores soluciones de conectividad digital”. 

La oferta de espacios en benomad se compone de sitios especialmente acondicionados: hoteles, bares, librerías, teatros, mercados, galerías y restaurantes de calidad, donde las personas pueden desarrollar sus tareas laborales en función de sus necesidades de cercanía y comodidad. La alta conectividad exclusiva para los miembros implica una inversión de aproximadamente U$S 100.000 en los primeros doce meses de despliegue de la plataforma en casi 350 espacios en todo el país y países limítrofes. Este valor consolida la inversión en conectividad, en infraestructura de equipamientos y en gestión IT.

“En cuanto a la seguridad de los datos, la misma está intrínsecamente definida por la tecnología que utilizamos: A.- Plataforma APP + Backend (vía Devsar) + B.- Infra & conectividad (Internet WISP) + C.- Nube & servidores (Pampa Engine) + D.- Plataforma de pagos y pasarelas transaccionales (PayU)”, concluyó el COO de benomad.