Talento & Empresa consultó a reconocidos profesionales de Recursos Humanos sobre los cambios en el reclutamiento que llegaron para quedarse. 

El 2020 fue, sin duda, un año de transformación profunda y aprendizaje constante, en el que resultó prácticamente imposible predecir lo que sucedería a continuación. Por eso, este 2021 queremos estar preparados para recibir los cambios que vendrán.  A continuación,  Alexandra Manera, Directora de Recursos Humanos de Adecco Argentina & Uruguay; Myriam Mihkelson, Socia Fundadora de MedioMundo - Gestión de Talento; Paula Molinari, Fundadora y Presidente de Grupo Whalecom y Alejandro Servide, Director de Proffesionals y RPO de Randstad, reflexionan sobre las tendencias en Recruiting para este año.

 

  1. Diversidad e Inclusión

“Vivimos una transformación del modelo empresarial en el que Diversidad e Inclusión han adquirido un valor estratégico. Inicialmente, hay que generar un cambio que implica formación, diálogo y sensibilización a todos los niveles de la empresa. La diversidad aplicada al talento en las empresas no debe responder a cuotas ni a prejuicios, sino a competencias, habilidades, experiencias, conocimientos, valores y actitudes diferentes aportadas por personas que se complementan para crear un equipo competitivo que responda a las necesidades del mercado y de la sociedad”, señala Alexandra Manera, Directora de Recursos Humanos de Adecco Argentina & Uruguay.

Para Myriam Mihkelson, Socia Fundadora de MedioMundo - Gestión de Talento, “cuando hablamos de equipos diversos nos referimos a género y edad, pero también a otros parámetros no tan frecuentemente considerados dentro de esta categoría, como el lugar donde viven, estilo de vida, lugar de formación académica, etc. Los beneficios de contar con equipos realmente diversos no  solo se ven reflejados en la mejora de resultados comerciales, sino que aporta también a la capacidad de atraer y retener talento, a aumentar la capacidad creativa, de innovación y de apertura. Y algo que no es menor, en este contexto también trae beneficios en términos de reputación de las empresas”.

 

  1. La revolución digital y el trabajo remoto

“La pandemia ha sido un fenomenal catalizador de la transformación digital de las organizaciones. Tanto para las empresas que ya se encontraban en ese camino, como para las que debieron implementar una actualización digital forzada, la evolución lograda con la experiencia del 2020 ha sido equivalente a cerca de 3 o 4 años en condiciones normales. Esta situación hace que los cambios en el mundo del trabajo se den a un ritmo nunca antes visto, acortando radicalmente la vida útil de los conocimientos y habilidades laborales y conformando un nuevo set de skills necesarios para hacer frente a los trabajos del futuro”, reflexiona Alejandro Servide, Director de Proffesionals y RPO de Randstad. Al respecto, Paula Molinari, Fundadora y Presidente de Grupo Whalecom, agrega: “La tecnología es la herramienta que ayuda a la agilidad. Por lo tanto, los nuevos perfiles deberán tener la capacidad de operar con la tecnología y los datos”.

“Otra de las tendencias que continúa en auge para el año en curso es la deslocalización del trabajo. Con las medidas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, la mayoría de las empresas se vieron forzadas a adecuar su modo de funcionamiento para poder posibilitar a sus colaboradores el trabajo remoto. Esta situación no solo impulsó la actualización digital de muchas organizaciones, sino que también tiró por la borda mitos y prejuicios que existían en torno al home office, la productividad y el rol de la presencialidad”, puntualiza Alejandro Servide. Y concluye: “Todos estos cambios que gracias al Covid-19 hoy son una realidad en el mundo del trabajo, llevarán a formas de contratación más flexibles, a una constante modernización y actualización de empresas y capacitación de los trabajadores e impulsarán el trabajo remoto y a distancia, favoreciendo a un mundo del empleo más global, rico y diverso”.

 

  1. Liderazgo y gestión del cambio

Para Alexandra Manera, un liderazgo claro pero enfocado en las habilidades blandas será clave al momento de buscar nuevos colaboradores: “La pandemia intensificó la tendencia de un liderazgo flexible, adaptable, creativo e innovador; pero aun así altamente efectivo y especialmente atractivo para nuevos talentos. Los líderes deberán adaptarse, como ya lo vienen haciendo, a manejar equipos dispersos geográficamente, lo que también sumará diversidad de opiniones y percepciones a la hora de enfrentar diversas situaciones”.

Por su parte, Paula Molinari destaca la importancia que tendrá para el Recruiting la capacidad de gestión de proyectos de cambio: “Para apoyar las grandes transformaciones de las empresas, serán necesarios profesionales que puedan gestionar cambios en las distintas áreas, desde la incorporación de tecnología, a la simplificación de procesos y a nuevos diseños organizacionales. La capacidad para gestionar el cambio no es una habilidad sencilla, ya que está compuesta no solamente por capacidades técnicas, sino fundamentalmente por un mix de habilidades para gestionar proyectos e influencia.  Requieren convicción, seguridad y altos niveles de energía. ¡Los grandes cambios que enfrentarán las empresas hacen que sean necesarios líderes de cambio en todos los rincones!”.

 

  1. Agilidad

Otro factor fundamental en los procesos de Recruiting para este año, será, sin dudas, la búsqueda de perfiles ágiles. “Las empresas ágiles requieren de personas ágiles. La agilidad personal impacta en la capacidad de aprendizaje, en la tolerancia a la incertidumbre, en el entusiasmo por lo nuevo. Un contexto tan cambiante determina la necesidad de personas que puedan rápidamente transformarse, aprender, adaptarse”, afirma Paula Molinari. Y agrega: “Se buscarán perfiles capaces de trabajar con autonomía y de operar en ecosistemas. Iremos despidiéndonos de los jefes que te dicen qué tenés que hacer para formar parte de estructuras dinámicas, con mucha más colaboración en el equipo y autonomía personal”.

 

  1. Reclutamiento virtual

“Una de las transformaciones más fuertes que se dieron en el mundo del empleo, y que continuará como tendencia durante el 2021, tiene que ver con la forma de reclutamiento, que ha virado a un formato virtual. La cuarentena obligatoria suprimió la presencialidad y las organizaciones se vieron obligadas a adaptar sus procesos de búsqueda, selección y contratación de recursos humanos y se arriesgaron a incorporar talento sin haber tenido una instancia previa de entrevista cara a cara para conocer al candidato. Y, aunque la incorporación de colaboradores en procesos totalmente virtuales suma complejidad al proceso de onboarding e inducción del nuevo personal, esta es una modalidad que ha llegado para instalarse, facilitando experiencias enriquecedoras para que los nuevos trabajadores tomen contacto –aún a la distancia-, con la cultura y los valores de la organización”, explica Alejandro Servide.

En esta misma línea, Myriam Mihkelson hace hincapié en el papel vital que las redes sociales han adquirido en los procesos de reclutamiento: “Siguiendo con la tendencia de los últimos años en cuanto a tecnología, el uso de redes sociales para el recruiting se presenta como una herramienta cotidiana y vital. Y, en un momento en que la dinámica de trabajo virtual parece haber llegado para quedarse, cobra aún más relevancia, ya que abre un abanico de opciones infinitamente mayor a las que solíamos manejar. Además, tiene la ventaja de que permite el acceso e intercambio entre profesionales y empresas con intereses afines de manera directa”. Y advierte: “Es de suma importancia que los profesionales cuenten con un perfil adecuado en esta red, que no sólo se utiliza para la búsqueda laboral, sino que también es una presentación de credenciales entre colegas que pueden estar en cualquier punto del planeta”.

 

Participaron de esta nota: 

Alexandra Manera, Directora de Recursos Humanos de Adecco Argentina & Uruguay.

Myriam Mihkelson, Socia Fundadora de MedioMundo - Gestión de Talento.

Paula Molinari, Fundadora y Presidente de Grupo Whalecom.

Alejandro Servide, Director de Proffesionals y RPO de Randstad.