Por Sarah Grimstead (Fast Company).

¿Qué es la equidad en el lugar de trabajo híbrido?

La equidad en el lugar de trabajo consiste en ofrecer igualdad de condiciones para todos. Se trata de fomentar un entorno inclusivo en el que los líderes valoren a los trabajadores remotos y presenciales por igual, proporcionando a las personas herramientas similares para hacer su trabajo y permitiendo que todos los empleados prosperen. Estas herramientas pueden incluir acceso a Internet confiable, hardware, aplicaciones para el lugar de trabajo y muebles ergonómicos. Muchos trabajadores tuvieron complicaciones por la falta de estos elementos cuando inicialmente se les impuso el trabajo remoto al inicio de la pandemia. Dado que los empleados ya están regresando a la oficina en algunos lugares, las diferencias son casi inevitables.

Los recursos de la presencialidad pueden ser menos tangibles, como el apoyo emocional brindado por los colegas y el beneficio de las conversaciones informales en la oficina que conducen a grandes decisiones comerciales. En ausencia de estas ventajas, los trabajadores virtuales pueden sentirse excluidos y desconectados. El modelo de trabajo híbridos tiene el potencial de exacerbar los problemas de comunicación y los desequilibrios de poder y, en algunas situaciones, dañar irrevocablemente las relaciones.

Los supervisores tendrán interacciones más frecuentes con los trabajadores presenciales, y sus esfuerzos pueden notarse más fácilmente. La preocupación de los empleados remotos es que su trabajo se vea disminuido o pasado por alto en comparación. Es un equilibrio delicado para los líderes y cualquier disparidad puede tener amplias consecuencias para el desempeño de los empleados y de la empresa.

Antes de pasar a un modelo híbrido, los líderes empresariales deben preguntarse:

  • ¿Pasarán desapercibidas las contribuciones positivas del personal remoto?
  • ¿Todos los trabajadores tienen acceso a los recursos, herramientas y apoyo necesarios para tener éxito?
  • ¿Los empleados presenciales recibirán un trato preferencial?
  • ¿Los trabajadores remotos tendrán el mismo acceso al liderazgo?
  • ¿Los trabajadores presenciales se beneficiarán injustamente de las interacciones casuales que solo pueden ocurrir en la oficina?

Estas preguntas pueden sentar las bases para una política híbrida sólida y garantizar que el sistema no deje atrás a ningún empleado.

Cómo asegurar un ambiente laboral más justo

La creación de un sistema justo para todos los empleados se verá diferente para cada negocio, pero algunas tácticas son esenciales para todos los gerentes. Los empleados remotos a menudo trabajan con una supervisión mínima, por lo que los líderes pueden desconocer su carga de trabajo, contribuciones o logros. Para contrarrestar esto, los gerentes deben comunicarse periódicamente a través de videollamadas, mensajería instantánea o llamadas telefónicas. Replicar las interacciones casuales que tienen lugar en la oficina ayuda a los empleados a sentirse conectados y a los líderes a mantenerse informados y a desarrollar conexiones personales.

La logística de un lugar de trabajo híbrido debe trazarse con una estrategia de equidad en mente. Al implementar un horario rotativo, los gerentes deben formalizar la estructura en una política disponible para todos los empleados. Este mapa, quién trabaja dónde y cuándo, ayudará a los líderes a identificar los desequilibrios en el acceso a la información y los recursos y ayudará a reequilibrar el lugar de trabajo. Aunque la ubicación física de ciertos empleados estará definida por su función, algunos colaboradores estarán más interesados en el trabajo remoto que otros. Si un empleado solicita trabajo permanente a distancia o en persona, los líderes deben considerar cuidadosa y objetivamente las implicaciones. Por supuesto, cualquier estrategia es adaptable y debe revisarse y actualizarse continuamente para amoldarse a las necesidades cambiantes de la empresa.

El lugar de trabajo híbrido puede estar aquí para quedarse en el futuro previsible, pero hay numerosos problemas que resolver. Puede que no sea un sistema perfecto, pero puede brindar la oportunidad de regresar a un espacio de trabajo físico mientras se mantiene la flexibilidad y la seguridad que se han convertido en la norma. Las empresas no pueden esperar diseñar un modelo híbrido exitoso sin considerar la equidad para todos. Sin embargo, con la equidad como componente central, la hibridación puede ser una solución duradera que aumente la felicidad de los empleados e impulse el crecimiento empresarial.

Los líderes también deben revisar las políticas estándar del lugar de trabajo. Los indicadores de desempeño, las evaluaciones y las revisiones son ejemplos de políticas que pueden tener un sesgo implícito hacia los trabajadores presenciales, lo que les otorga una ventaja injusta. Las empresas deben adaptar las evaluaciones de desempeño basadas en resultados y las metas para garantizar que los trabajadores de ambos lados de la división sean evaluados de manera consistente. En todo caso, esto puede crear una oportunidad para que las empresas desarrollen su proceso de evaluación más allá de las observaciones gerenciales. La creación de un campo de juego equitativo para las promociones reducirá el riesgo de que los empleados denuncien injusticias.

Además de evaluar las políticas del lugar de trabajo, los líderes empresariales deben reflexionar sobre sus habilidades, comportamiento y actitud hacia todos los empleados. La empatía es fundamental, pero los gerentes deben tomar medidas concretas para garantizar la igualdad de trato. Todos los empleados necesitan diferentes niveles de apoyo y comunicación. Reconocer estas necesidades puede ser un desafío en un lugar de trabajo tradicional, por lo que los gerentes deben monitorear de cerca el desempeño y la retroalimentación. Los líderes deben hablar abiertamente con los equipos, reconocer los problemas que puede traer la hibridación y medir el sentir de los empleados. Con una gestión deliberada, los líderes pueden crear un lugar de trabajo híbrido que funcione para todos los empleados.

 

Acceda al artículo completo aquí.