Por Nichole Kelly (Fast Company).

He trabajado para numerosas empresas en las que la cultura se vio atrofiada por el crecimiento emocional de sus líderes. Y en muchos casos, la toxicidad que experimenté en el equipo de liderazgo se extendió al resto.

La solución en este escenario es que los líderes aprendan cómo autogestionar su propia toxicidad a través de comentarios a veces brutalmente honestos. Estas son las estrategias que he utilizado para acelerar el desarrollo del cambio cultural en los equipos de liderazgo de las organizaciones Fortune 1000:

1. Suba a todos a bordo o bájelos rápidamente

Si sabe que tiene líderes tóxicos, despídalos. Es la única solución. Debe enviar una señal al equipo de liderazgo y al resto de la empresa de que el cambio está en marcha y es hora de prestar atención. Cuando tiene toxicidad, necesita averiguar qué líderes están a bordo con usted (su “ride or die”) y luego someter al resto a una revisión estratégica.

Explique por qué tomó las medidas que tomó, por qué se debe eliminar la toxicidad y qué quiere construir en el futuro. Explique cuáles serán las ramificaciones de la toxicidad en el futuro y recuerde inspirar a su equipo para que sean sus agentes de cambio seleccionados y establezcan su compromiso para crearlo.

2. Trace un camino claro hacia adelante

Crear una transformación de la cultura lleva tiempo y requiere un compromiso continuo. El equipo de liderazgo necesita ver cómo pretende lograr la transformación de su cultura. Si no sabe cómo, contrate a un consultor. Es importante reconocer dónde tiene sus fortalezas y debilidades. Contrate para cubrir sus debilidades y cree estrategias para escalar sus fortalezas. Debe presentar una hoja de ruta para el cambio que tenga hitos claros y un sponsor ejecutivo para cada ítem. El equipo de liderazgo sobreviviente debe ser responsable de este cambio y rendir cuentas a lo largo del camino.

Último consejo, asegúrese de tener una fecha de finalización para su plan. Una visión de 2 a 3 años es suficiente y debe reevaluarse pasado ese tiempo.

3. Cree acuerdos de comunicación y rendición de cuentas

La clave es mantenerlo simple. Identifique oportunidades potenciales para escalar a lo largo del camino e identificar a los detractores y los obstáculos desde temprano. Una de las partes más importantes del proceso es asegurarse de haber creado un marco para proporcionar feedback constructivo unos a otros como equipo de liderazgo.

Piense en cómo abordará las cosas importantes antes de estar en medio de ellas:

  • ¿Cuáles son las 3 o 5 acciones que su equipo de liderazgo podría tomar durante los próximos 12 meses para crear una transformación cultural?
  • ¿Quién debería ser un sponsor ejecutivo de qué acción?
  • ¿Cómo se responsabilizarán mutuamente del plan los miembros de su equipo?
  • ¿Cómo medirá si algo está funcionando o no?
  • ¿Cómo se proporcionarán feedback constructivo sobre su cumplimiento de la visión?
  • ¿Dónde hará el seguimiento del progreso? ¿Y cómo?

4. Compruebe periódicamente e informe sobre el progreso

Su equipo debe reunirse al menos dos veces por semana para discutir el progreso de la iniciativa. Asegúrese de que no se trate de reuniones espontáneas. En su lugar, analice a su rastreador de progreso, obtenga actualizaciones y solicite métricas que establezcan dónde debe planificar. Haga que cada miembro del equipo sea responsable de sus objetivos. Además, recuerde que una de sus funciones es dar el ejemplo y proporcionar un laboratorio para que su equipo practique las estrategias de liderazgo que les está enseñando. Puede crear ejercicios que le permitan al equipo de liderazgo modelar y practicar los tipos de comportamiento que desea que expresen. Y recuerde, usted es el que todo el mundo está mirando. Hágase responsable cuando se equivoque frente a su equipo de liderazgo. Esta vulnerabilidad demostrará su compromiso con el crecimiento y mostrará su humanidad al resto del equipo.

5. Hágalo divertido y celebre las ganancias

Si puede hacer que este proceso sea divertido para su equipo de liderazgo, será aún más efectivo. Cuente historias divertidas de sus errores, lo que aprendió y cómo avanzará. ¡Celebre sus victorias!

 

Para leer el artículo completo, haga click aquí.