*Coronacoaster: Noun: The ups & downs of a pandemic. One day you´re loving your bubble, doing work outs, baking banana bread and going for long walks and the next you´re crying, drinking gin for breakfast and missing people you don't even like.

¿Cuál era el problema que deseaban solucionar?

El problema que deseábamos solucionar, o mejor dicho prevenir, era el Burnout Psicológico, producto del encierro de la cuarentena, que no solo se dio de manera muy repentina sino que tampoco, hasta el día de hoy, vislumbraba una fecha de finalización.

 

Descripción del proyecto

El plan se activó a principios de Abril y sigue vigente hasta el día de hoy. Y fue evolucionando a medida que pasaban los meses.

Todos los colaboradores de la agencia participaron del mismo. Es decir +90 personas de diferentes áreas fueron parte de este proyecto dentro de BBDO Argentina.

Como primera medida realizamos un diagnóstico personal con cada integrante de la agencia:

Se realizaron reuniones virtuales 1-1 entre un integrante del área de HR y cada colaborador para explorar y llevar un registro de cómo se sentían, tanto en sus vidas personales como en sus vidas laborales, a partir de esta nueva realidad. Realizamos un análisis de cada área desde el nivel de salud física, como emocional y mental, posibles dificultades para lidiar con la situación de encierro, de trabajo a distancia, de poco contacto e incluso de padres que ahora tenían que articular su trabajo con sus hijos en casa y todo lo que eso conllevaba. Tuvimos además casos más delicados como personas con familiares afectados por el virus u otras enfermedades. Y abordamos cada temática con el respeto y la importancia que requería para poder acompañar de la manera más efectiva a cada uno.

Como segunda medida implementamos dos acciones de corto plazo e impacto inmediato:

Creamos el evento: “¡Es la hora (y media) de almorzar!”. Donde, bloqueamos el calendario de todos desde las 13hs hasta las 14:30hs para que pudieran usar ese periodo extendido para amoldarse a la nueva rutina: poder cocinar, darle de comer a sus hijos, lavar los platos, ordenar, ayudar con la tarea, o simplemente pasar más tiempo de calidad con sus seres queridos.

Hicimos diferentes comunicaciones internas para velar por la desconexión digital una vez terminado el horario laboral. Hicimos mucho hincapié en respetar los espacios antes de las 10hs y luego de las 19hs.

Una de las herramientas que usamos fue editar un video donde los hijos de varios colaboradores aparecían relatando la importancia de: “trabajar solo de 10hs a 19hs y después era tiempo de Jugar, ver Netflix”, entre otras cosas.

Como tercera medida buscamos incorporar el factor descanso y entretenimiento.

Por un lado, ideamos “Descanso de Pandemia” un beneficio extra. A cada empleado se le otorgó una semana adicional de vacaciones para ser utilizada en el corto/mediano plazo. La idea era promover un break para desconectar, y a la vez que esto no implique que gasten sus días hábiles de vacaciones.

Para esto, tuvimos que trabajar con tiempos acelerados en acciones coordinadas entre el área de HR y Operaciones para poder entender calendarios, deadlines y urgencias de proyectos y lograr así un esquema donde cada uno de los +90 pudiera tener una semana out en el futuro cercano. Para nosotros era muy importante promover el corte y descanso en este contexto tan particular.

Por el otro lado, generamos encuentros llamados “CUARENTA´ en Cuarentena”, donde cada semana reservábamos 40´ minutos para presentar distintos exponentes desde Estanislao Bachrach, hasta Juan Carr. Y donde no solo eran oyentes, sino que podían interactuar con ellos a través de preguntas y respuestas. En este espacio también hubo actividades que estuvieron vinculadas a resguardar la salud física y mental de todos nuestros colaboradores.

 

Resultados

Las medidas tomadas lograron aportar muchos resultados positivos en cuanto a bienestar emocional y balance vida persona/laboral: Los empleados volvieron con energías renovadas de sus vacaciones. Por lo que se mostraron también más productivos a la hora de recomenzar. Aumentó el engagement y la valoración hacia la compañía: se mostraron más comprometidos con la agencia, al darse cuenta y sentir que son importantes para la misma y que es un espacio que cuida a las personas por encima de todo.

Generó también más espacios de reflexión y apertura en los participantes, como así también, sensación de mayor cercanía entre todos.