Las tres empresas más importantes de Capital Humano cierran una alianza histórica con el fin de trabajar conjuntamente con la vuelta al trabajo de forma segura.

Por la crisis sanitaria del COVID-19, el mercado laboral no volverá a ser el mismo y precisará de una colaboración y una coordinación sin precedentes por parte de todos los actores que forman parte de la industria: desde los empleadores y los gobiernos, hasta los sindicatos, instituciones y, por supuesto, los propios trabajadores.

Ante esta situación de emergencia, Randstad, el Grupo Adecco y ManpowerGroup cerraron una alianza histórica para contribuir en la preparación para una nueva normalidad y agilizar la vuelta al trabajo de forma segura. 

Sobre la alianza, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, afirmó: “A partir de esta iniciativa conjunta, hacemos nuestro aporte como industria, con el objetivo de facilitar a los gobiernos, sindicatos y otros actores del mundo del trabajo, herramientas que puedan validar, apoyar y estimular para que las empresas y los trabajadores puedan volver a trabajar de forma segura y productiva lo más pronto posible, garantizando al mismo tiempo la seguridad de todos”.

"Si algo nos ha enseñado esta crisis sanitaria, es que juntos podemos más y esta alianza es un ejemplo de ello. Es el momento de aunar fuerzas y poner toda nuestra experiencia al servicio de las empresas, el Gobierno y la sociedad para garantizar una vuelta segura para todos, y trabajar en conjunto para la recuperación del futuro laboral", destacó por su parte Leandro Cazorla, CEO del Grupo Adecco Argentina & Uruguay.

"En un contexto desafiante desde toda óptica, nos unimos para adoptar una visión compartida que contribuya a prepararnos para esta nueva normalidad. Reafirmamos nuestro compromiso con la sociedad y el mundo del trabajo, priorizando el bienestar y la seguridad de las personas. Frente a los cambios sin precedentes que nos están afectando a todos, en la búsqueda de respuestas debemos estar juntos", aseguró Luis Guastini, Director General de ManpowerGroup Argentina.

¿Cómo volver al trabajo de forma segura?

En este sentido, las tres compañías elaboraron una serie de recomendaciones de carácter preventivo como punto de partida de un acuerdo sectorial. Las mismas incluyen diferentes protocolos de salud y seguridad ocupacional sobre cinco principales áreas: control de acceso y cuarentena, teletrabajo, planificación del trabajo y de los turnos, higiene y salud, y cumplimiento y comunicación.

Para limitar la recesión económica y el impacto en el mercado del trabajo generado como consecuencia de la crisis sanitaria, muchas organizaciones deberán ajustarse a esta “nueva normalidad”. Hay ejemplos de sectores esenciales que han seguido funcionando total o parcialmente durante la cuarentena y que pueden servir de guía para los que siguen. A partir de ello, se puede entregar la siguiente síntesis de protocolos de salud y seguridad:

 

Control de acceso y cuarentena

Teletrabajo

Planificación del trabajo y de los turnos

Higiene y salud

Cumplimiento y comunicación

-Establecer políticas claras para acceder al lugar de trabajo.

-Animar a teletrabajar a todos los empleados cuya presencia física no sea necesaria.

-Crear planes de turnos y horas de pausa bien diferenciados para minimizar las aglomeraciones en el área de trabajo.

 

-Establecer políticas claras para el distanciamiento físico en el lugar de trabajo

-Comunicar al menos una vez al día el propósito y los cambios realizados en las medidas vigentes.

-Medir la temperatura corporal en la entrada del edificio.

 

-Ofrecer seminarios en línea sobre el teletrabajo y las mejores prácticas del liderazgo a distancia.

-Partir los turnos y separar los lugares/escritorios de trabajo para garantizar la distancia mínima.

 

-Facilitar a los empleados los protocolos de higiene y salud obligatorios (ej. lavarse las manos, usar guantes, mascarilla…).

 

-Realizar comprobaciones aleatorias en todos los departamentos para ver si cumplen todas las medidas.

 

-Realizar inspecciones visuales y controles de temperatura aleatorios durante la jornada laboral.

 

 

-Identificar y aislar a los grupos de empleados críticos.

 

-Establecer procedimientos de desinfección diarios.

 

 

 

-Informar de síntomas de COVID-19 a las autoridades sanitarias competentes.

 

 

-Pedir al empleado que guarde la cuarentena ante el más mínimo síntoma de COVID-19.

 

 

-Definir planes de contingencia en caso de cierre del lugar de trabajo.

 

-Dejar de compartir objetos (ej. Bolígrafo, teléfono…).

 

-Aclarar todos los protocolos con las autoridades locales.

 

-Monitorear y documentar todas las entradas y salidas del edificio.

 

 

 

-Dejar de usar el ascensor en la medida de lo posible.

 

 

 

 

 

-Proporcionar los útiles esenciales.

 

 

Estas recomendaciones surgen del documento trabajado por las tres empresas, llamado “Volver a trabajar de forma segura en la nueva normalidad”. Se puede acceder al informe completo, ingresando aquí.