Una encuesta de la Harvard Business Review concluyó que las personas se sienten plenas y tienen un mejor desempeño cuando están satisfechas sus necesidades de renovación (física); valor (emocional); enfoque (mental); y propósito (espiritual).

El bienestar y la salud integral son esenciales para que las personas puedan sentirse prósperas en su ámbito laboral, pero solo un 14 % de las organizaciones tiene como prioridad esas dos variables, lo cual puede derivar en que las personas se sientan agotadas y desmotivadas. Para que esto no suceda, Schneider Electric plantea que una posible solución es la de empoderar a las personas, de manera que puedan gestionar su vida familiar y laboral. ¿Cuáles son algunos de los mecanismos que la empresa puso en marcha para lograrlo?:

Capacitación: indispensable para tomar conciencia sobre la importancia del bienestar y generar, así, el impulso necesario para el cambio.

Laboratorios de bienestar: son experimentos que se llevan adelante en equipo y que proponen nuevos comportamientos para modificar la manera en la que se trabaja, con el objetivo de que la acción se multiplique y produzca cambios culturales significativos. Actualmente, hay más de 1000 laboratorios en funcionamiento, en los que se realizan actividades como yoga, estiramiento, siestas energizantes, etc.

Lugar de trabajo: se trata de reconcebir el espacio físico laboral mediante la aplicación, sistemática y a escala global, de un conjunto de principios de diseño para transformar cuestiones relacionadas con la ubicación, la accesibilidad, la arquitectura, el mobiliario, así como implementar lo último en temas de seguridad, con el objetivo de que la nueva reconfiguración inspire a las personas y posibilite las transformaciones buscadas.

Pero, para que el bienestar de las personas dure, es necesario que se generen acciones concretas para favorecerlo, como por ejemplo que el horario laboral sea flexible y que el lugar de trabajo sea flexible e inclusivo. Además, otro de los aspectos fundamentales para empoderar y hacer sentir seguras a las personas es el comportamiento de los líderes, que con acciones simples pueden colaborar mucho para el bienestar de las personas a su cargo, como, por ejemplo, con tener confianza en que sus empleados van a poder realizar las tareas que se les asignaron en lugar de intentar gestionar el trabajo por ellos mismos. Todo esto forma parte del proyecto de la empresa.