De acuerdo con un reporte de PAE, las causas son la demanda con miras a las fiestas y el período vacacional.

PAE difundió un informe que muestra un incremento en pedidos de personal en los rubros hotelería, gastronomía e indumentaria, comparando noviembre 2021 con el mismo mes del año anterior; también se destaca una reactivación del 60% en el rubro tecnología.

Habitualmente, cada fin de año aumenta la contratación de personal vinculado a actividades de producción temporales normalmente afectadas por la estacionalidad. Así, en noviembre de 2021 el Turismo, la Hotelería y la Gastronomía comenzaron a reforzar sus estructuras, alcanzando un incremento en la demanda de más del 100% comparado con el mismo mes del año anterior.

En cuanto al rubro Indumentaria, en 2020 la actividad estaba casi parada a causa de la pandemia y la cuarentena aplicadas en Argentina. En 2021, la demanda se reactivó en sus modalidades tradicionales para reforzar las ventas de las fiestas y la temporada veraniega. También creció el E- Commerce y dentro de él, los pedidos de personal para la modalidad Picking para dar respuesta a fechas especiales como el Cyber Monday o el Black Friday.

El picking o la actividad de preparación de pedidos consiste en la retirada y combinación de cargas no unitarias para conformar el pedido de un cliente.

En este sentido, hay que destacar que no solo se ha incrementado la demanda debido a la contratación de personal temporario, sino que también a la incorporación de nuevos roles: “La demanda de personal para desempeñarse en el servicio de Picking es algo nuevo que apareció por primera vez en el mercado local durante la pandemia, antes prácticamente no había”, explica Juan Pablo Lukac, Gerente de Talento de PAE Argentina.

 

Los clientes de la empresa manifiestan un cambio en el mix de ventas y a eso también se debe en parte la reconfiguración de la demanda de personal. Y en línea con esta tendencia, PAE resalta en el informe que la venta a través del comercio electrónico pasó del 5 % a más del 20 %, es decir, creció en más de un 15% la facturación por este canal.

 

A la vez, en lo que respecta a los rubros de Hotelería y Gastronomía, en noviembre de 2020 no hubo temporada de eventuales porque la poca actividad se abasteció con personal propio. Sin embargo, este año la demanda fue de más del 100%.

 

El rubro Tecnología también registró un incremento del personal solicitado del orden 60%, producto de la transformación digital propia de las empresas y por el impacto del Plan Nacional de Canje 2021 junto el negocio de ensamble de computadoras en CABA y GBA.

En relación al sector Supermercados, a fines de 2020 sus estructuras internas estaban reducidas al mínimo por lo que se solicitaba mucho servicio eventual para cubrir la temporada de vacaciones. Sin embargo, en 2021 se retomó el funcionamiento tradicional: “Es decir, se vuelven a cubrir picos de demanda y se refuerzan las sucursales de las zonas veraniegas", agrega el ejecutivo. “Tradicionalmente, para el mes de diciembre los supermercados incrementan su dotación entre un 10 y un 20 % para abastecer la demanda por las fiestas. Y un 60 % de este incremento por las fiestas se mantiene activo hasta mediados de marzo, para cubrir los reemplazos de vacaciones”, indica.

Es interesante el fenómeno del mercado de Bebidas –aguas, gaseosas y cervezas–, que no registraron mucho cambio porque el nivel de demanda se mantuvo alto durante la pandemia. Igual situación para la industria de los Helados y Plásticos -todas las proveedoras de envases de plástico y polipropileno-; las que también mantuvieron una demanda similar en ambos años, no registrándose cambios significativos entre 2020 y 2021.