La Directora de Recursos Humanos de Dentsu detalla las acciones tendientes a generar cultura en el grupo, además de las iniciativas para generar internamente el talento que requieren.

Talento & Empresa: ¿Cómo encarás el trabajo en un grupo como Dentsu, con distintas unidades de negocios?

Silvia Barreira: No es fácil, porque cada una de las marcas tiene una forma de trabajo, ya de por sí, que tiene que ver con su director, con su manager; cada equipo de trabajo tiene una forma distinta. O sea que lo que intentamos, primero, es culturalizarnos a todos como un grupo y, entonces, lo que tiene que ver con las herramientas, con las capacitaciones, con evaluaciones de desempeño, se maneja todo igual. Después, desde el área de Recursos Humanos revisamos con cada una de las marcas cuáles son sus necesidades particulares, porque la realidad es que tienen necesidades diferentes. Nosotros empezamos con un negocio más de offline, después pasamos a digital con iProspect y luego a creatividad, cuando adquirimos Global Mind, que ahora es Isobar. Te tenés que focalizar cien por ciento en las diferencias de cada negocio. Arrancamos con un plan, objetivos y propósitos iguales para todos, la misión del grupo, y después bajamos a cada negocio por separado. De hecho, la encuesta de clima, si bien se maneja con un total Argentina, se trabaja por marca, y el plan de acción puede ser diferente en cada caso.

Talento & Empresa: ¿Cómo se construye liderazgo en un grupo de colaboradores que quizás son en buena medida sub 30?

Silvia Barreira: Nosotros estamos en este momento manejándonos con unas capacitaciones nuevas que manda el grupo, que son especiales para el sector de managers, coordinadores, supervisores. Hay personas que hace años que tienen gente a cargo y otros que recién empiezan. Yo encontré una diferencia importantísima entre las personas de 40-45, no tanto entre los sub 30, en lo que es liderazgo o dirección de equipo. Tengo la percepción de que en el rango de 40-45 están educados por una generación más institucionalista y les cuesta mucho entender a los chicos más jóvenes, con sus cambios conductuales, con lo que buscan, con cuál es su propósito. Por eso trabajamos tanto la línea de managers como de las personas más jóvenes. Lo que hacemos es enseñarles a atravesar los distintos cambios y procesos; el año pasado nos enfocamos en algunos problemas emocionales que estaban atravesando por la pandemia y, este año, el enfoque está más parado en la necesidad de diversidad e inclusión, que es un tema fuerte.

Talento & Empresa: Con respecto a la cultura de Dentsu, ¿cómo está definida y cuáles son los aspectos que enfatizan?

Silvia Barreira: La cultura la hace la gente; la cultura que tiene una compañía es la cultura de su gente. Nosotros hacemos mucho hincapié en cómo llevar luego ese concepto a los directores y a los managers. Es muy importante en la compañía el escuchar. El grupo tiene una visión global, pero a nivel local se puede tener otra. En algunos casos, la cultura se trabaja desde arriba, con el ejemplo, pero muchas veces con movimientos desde abajo. Los cambios los generan mucho los colaboradores más jóvenes, desde abajo.

Talento & Empresa: ¿Podés dar un ejemplo de esa construcción de cultura desde abajo?

Silvia Barreira: Sí, por ejemplo con lo que tiene que ver con medioambiente y con el trabajo comunitario. Como no tenemos específicamente un área dedicada a esos temas, Recursos Humanos apoya iniciativas que trae la gente y, durante mucho tiempo, avanzamos gracias a los equipos que traían sus propuestas comunitarias para barrios carenciados, por ejemplo. Esa fue una de las marcas más profundas que tuvimos: iniciativas traídas desde abajo, que generaron un cambio hacia arriba. Lo hacemos también mucho con debates sobre los ocho pasos o formas de trabajo en Dentsu, que en inglés les decimos “ways”: todos lideramos, buscamos la excelencia, trabajamos en colaboración radical. Convocamos y quien quiere participa en esas discusiones; después llevamos las conclusiones a los directores. 

Talento & Empresa: ¿Cómo están atravesando la falta de talento digital?

Silvia Barreira: El año pasado iniciamos el trabajo de digital offshore, para otras oficinas de Dentsu, y terminamos reclutando entre el año pasado y este a 150 personas trabajando para el exterior. Estamos trabajando para Estados Unidos, Canadá y España. Al principio había más cantidad de ingresos, pero ahora estamos más demorados. Además, generamos dentro de la empresa una escuelita, contratamos una consultoría y se acerca gente de cualquier edad que tenga ganas de ingresar a la compañía; y durante un mes están trabajando con la consultora por la mañana y, por la tarde, directamente con equipos de trabajo. Ahora estamos largando la segunda edición y es un movimiento de generación de talento desde adentro. Me parece que este método va a ser un punto de inflexión para este año y el que viene. Otro camino es la contratación en cualquier parte del país. También desarrollamos el vínculo con las universidades, con importantes convenios. Además, trabajamos con la ONG Conciencia, que acerca talentos con poco acceso al mundo de las empresas; y estamos con Crecer con Google, que también sigue esa línea. El año pasado hubo mucho trabajo con ContratáTrans y mucha capacitación sobre diversidad e inclusión, entonces estamos muy abiertos a recibir gente que quiera trabajar.