En el marco de su Wellness Summit,  Wellcorp, ecosistema que brinda soluciones de bienestar corporativo, presentó los primeros resultados de la encuesta Healthiest Workplace Argentina.

La encuesta Healthiest Workplace, que ya se viene desarrollando exitosamente desde 2013 en Reino Unido y en varios países de Europa, Asia, América del Norte y Oceanía, permite contar con una visión integral sobre la salud de los empleados y la efectividad de las políticas de bienestar llevadas adelante por los empleadores.

En nuestro país, el relevamiento  fue llevado a cabo por Wellcorp  entre septiembre y noviembre de 2020, a través de una encuesta auto - administrada, con un amplio espectro de preguntas que cubren el estilo de vida, la salud física y mental, el compromiso laboral y la productividad; y una evaluación en profundidad del liderazgo, la cultura y las intervenciones de salud y bienestar que ofrecen los empleadores. De la misma participaron 18 empresas de diferentes industrias, se contactaron a 14.500 empleados y  se obtuvieron un total de 2.112 respuestas.

Wellcorp contó con el Centro de Innovación Social de la Universidad de San Andrés, como partner académico para el desarrollo del informe final de resultados. En este sentido es de destacar que la encuesta arrojó datos de gran valor, que demuestran cómo las empresas han comenzado fuertemente a trabajar en materia de salud y bienestar de su fuerza laboral.

En línea con esto puede mencionarse que:

  • El 88,9% de las firmas reserva un presupuesto anual para actividades relacionadas con la salud y el bienestar de sus empleados.
  • El 66,7% asigna recursos para coberturas de seguro médico privado, así como para salud y seguridad.
  • El 77,8% de las empresas ha encarado cambios para adaptarse al nuevo entorno laboral planteado por el contexto COVID y la consecuente expansión del trabajo remoto. Entre los más mencionados se destaca el “acceso a programas de bienestar de los empleados a través de una app o plataforma web” (71,4%), seguido por “nuevas intervenciones en materia de salud física” y “nuevas intervenciones en materia de salud mental” que fueron asumidas por el 64,3% y el 57%, respectivamente.

En relación a la autovaloración del estado de salud física y mental por parte de los empleados de las empresas participantes:

  • Un 20% evidencian estados de salud física y mental caracterizados como regular, malo o muy malo.

Vinculado a esto:

  • El 26,2% manifestó que sus problemas de salud (física o mental) afectaron su productividad en el trabajo.

En cuanto a la satisfacción con el nivel de actividad física, dieta y sueño:

  • El 55% de los encuestados manifestó disconformidad en relación a su actividad física, el 47,5% con la dieta y el 44,5% con la calidad y cantidad de sueño.
  • Escasa actividad física: el 54,7% no alcanza el estándar mínimo saludable (150 minutos semanales según OMS). 

 A pesar del grado de adhesión que convocan las actividades físicas, se registra en paralelo un importante grado de sedentarismo:

  • El 56,2% permanece 9 o más horas sentado diariamente.
  • Además, el 43,8% de los encuestados indicó que durante su jornada laboral no se levanta del escritorio para caminar al menos 5 minutos cada hora.

En relación a la adopción de una dieta saludable:

  • Sólo el 35,8% de los encuestados muestra índices aceptables en la ingesta diaria de frutas y verduras, siendo las mujeres quienes muestran una mayor propensión a la ingesta de alimentos saludables.
  • El 52,5% experimenta una situación problemática con el peso corporal.

Horas de sueño:

  • 37,8% duerme 6 o menos horas en promedio por día.
  • Calidad del sueño semana previa: 54% padece de una “Baja calidad del sueño” (Muy malo, Malo o Regular). Más frecuente entre 26 y 35 años.

Niveles de ansiedad y estrés:

  • 70% manifestó experimentar niveles medianos o altos de ansiedad (se consulta sobre el día previo a la encuesta).
  • El 32% de los encuestados aumentó su nivel de estrés y ansiedad en la relación al período pre-pandemia.
  • El 34,2% de las mujeres vio deteriorada su situación en esta materia, en cambio fue menor para los hombres (29,8%).

De las personas que respondieron que trabajan la mayor parte del tiempo en su casa:

  • El 75,2 % indicó que puede concentrarse y trabajar sin distracciones.
  • En su mayoría (65,4%) pueden separar su tiempo de trabajo del personal.
  • En el momento del relevamiento, el 41,9% de las personas que respondieron que trabajan la mayor parte del tiempo en su casa no contaba con un lugar exclusivo para tal finalidad.